Manuel Estrada: "Todavía se considera el diseño como un adorno"

  • El Mupam acoge hasta el 18 de mayo 'Pensar, dibujar, diseñar', que reúne obras y bocetos del creador español, ganador del Premio Nacional de Diseño en 2017

Para el reconocido diseñador Manuel Estrada (Madrid, 1953) no hay dudas: en España a su profesión, entendida como "el arte de la sociedad industrial", no termina de otrogarsele la importancia que tiene para una empresa, lo que sitúa al país a la cola. "Todavía se considera el diseño como un adorno", afirmó ayer. Muestra de que estas obras van más allá de alegrar la vista son sus trabajos, los cuales se podrán visitar hasta el 18 de mayo en las Salas de La Coracha del Museo del Museo del Patrimonio Municipal (Mupam) de la capital malagueña.

Aunque Estrada no vive de hacer exposiciones sino de hacer encargos, sí que le gusta contar lo que hacen los diseñadores, aseguró ayer en la rueda de prensa de presentación de la exposición Pensar, dibujar, diseñar, que recoge sus obras y bocetos, además de hacer un repaso por su trayectoria, con motivo de haber sido galardonado con el Premio Nacional de Diseño 2017, otorgado por el Ministerio de Economía. Precisamente, la Línea temporal es una de las novedades de esta muestra que ya ha pasado por Nueva York, Chicago, Miami, lisboa, Berlín y Helsinki, y que ocupa tres pisos del MUPAM.

Comisariada por los profesores Sonia Díaz y Gabriel Martínez, la exposición comienza por los proyectos que realizó en los 90 hasta trabajos realizados para la promoción de la gastronomía española en Nueva York y Washington con Eat Spain Up!, mientras que en Destilando ideas se muestran una serie de bocetos que enseñan el proceso creativo de Estrada.

En este sentido, el diseñador explicó que tanto él como su equipo siguen varias corrientes a la hora de un encargo, pero siempre con un proceso largo de investigación que comienza con una reunión con la empresa contratante. Aquí se enfrentan a retos que se salen muchas veces de su campo, como un arquitecto que tiene que resolver problemas de ingeniería y tecnológicos. Sin embargo, esto es lo que le motiva, pues quiere que sus creaciones sean lo más útiles posibles, destacó.

La exposición también recoge algunos de sus trabajos para El País, Alianza Editorial, Marcial Pons y Anaya en Puertas y ventanas. Otra de las secciones es Estrada para Saramago, en la que se pueden apreciar los proyectos relacionados con el Premio Nobel portugués, incluida una serie de ilustraciones hechas con el libro El viaje del Elefante, con motivo de su fallecimiento. Estrada recordó al respecto la buena relación que mantuvo con José Saramago y cómo los escritores siempre quieren contar demasiado en las portadas de sus libros. Por este motivo Estrada argumentó que este trabajo siempre hay que dejarlo en manos de los diseñadores.

Por otro lado, en el apartado sobre Diseño y museos se encuentran los encargos que realizó para el Museo de la Evolución Humana de Burgos, el del Ejército y de El Greco en Toledo o el Museo del Traje de Madrid.

Para terminar, la sección Pienso, logo existo expone varias banderolas con grandes emblemas en blanco y negro, así como el más reciente hecho para el 40 aniversario de la Constitución Española. La elección de estos colores se debe a que a Estrada le gusta mostrar estas composiciones "desnudas", frente a la "abominación" de la invasión infantilista provocada por los emoticonos de la mensajería instantánea. Precisamente, por este "mundo muy ruidoso" también prefiere usar los fondos blancos para sus trabajos.

La muestra también cuenta con una serie de vídeos hechos exclusivamente para la misma, así como frases de Estrada, ya que le pareció importante que se introdujeran reflexiones sobre el diseño. Modificar la cultura de las empresas, enseñar el trabajo fuera del país y "no dar un paso atrás" aunque se haya llegado tarde a la industria son algunas de las que expresó ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios