José Manuel Zapata y Pasión Vega llevan el tango a los presos de la cárcel de Aranjuez

  • El tenor granadino y la cantante ofrecieron el espectáculo 'Mano a mano' ante más de 200 reclusos

A más de un preso, y a algún que otro funcionario, se le escapó ayer un lagrimón al escuchar los tangos que Pasión Vega y José Manuel Zapata cantaron en el centro penitenciario de Aranjuez, en un recital que llevó a la cárcel madrileña toda la nostalgia y la emoción del género argentino.

Se trataba del espectáculo Mano a mano, un homenaje al tango argentino que la cantante Pasión Vega y el tenor José Manuel Zapata presentaron el pasado mes de octubre en el Teatro Real y que ayer llevaron al salón de actos de la cárcel madrileña para celebrar con los presos la Navidad.

Unos doscientos reclusos y una decena de internas asistieron al recital, junto al director general del Teatro Real, Miguel Muñiz, y la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, los responsables de las dos instituciones que esta temporada han firmado un convenio para acercar a las prisiones actividades culturales del coliseo madrileño.

"Ha sido un concierto muy emocionante porque el público nos escuchaba con el corazón desde el primer momento", explicó el tenor granadino José Manuel Zapata, mientras que Pasión Vega destacó cómo los tangos "han removido muchos sentimientos" de los reclusos porque "desde sus propias vidas han conectado" con unas canciones nacidas en los barrios marginales argentinos con las que "se han podido sentir identificados".

Acompañados por cinco músicos (guitarra, piano, contrabajo, violín y bandoneón) Zapata y Vega repasaron algunos de los más célebres tangos de los arrabales porteños de la mano de composiciones de Carlos Gardel, Astor Piazzolla, Alfredo Le Pera, Enrique Santos Discepolo o Elodia Bázquez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios