Marc Montijano ahonda en la esencia humana a través del Mediterráneo

  • El artista afincado en Torremolinos busca inmigrantes ilegales para este nuevo proyecto

  • El mar le servirá de hilo conductor para hablar de una sociedad embrutecida por su materialismo

Imagen promocional del proyecto 'Mediterráneo' del artista Marc Montijano. Imagen promocional del proyecto 'Mediterráneo' del artista Marc Montijano.

Imagen promocional del proyecto 'Mediterráneo' del artista Marc Montijano. / m. h.

Un azul en calma y de temperatura suave, una preciosa inmensidad que acaricia la arena de sus playas, que refresca al bañista y da juego a los niños, puede ser cada día la trampa mortal de miles de personas que se arriesgan a cruzarlo buscando una nueva oportunidad. El drama migratorio se sucede en el Mediterráneo y se sirve por televisión sin que se haga mucho más que ofrecer al aparato una exclamación de tristeza o frustración. Pero ahí queda, para los afectados, para los rescatadores, para los que lo viven en primera persona. También, quizás, para los que no están dispuestos a mirar para otro lado. El artista catalán afincado en Torremolinos Marc Montijano prepara ya su nuevo proyecto en el que el mar le servirá de hilo conductor para hablar no sólo de inmigración sino también de otros problemas que aquejan a esta sociedad y que tienen que ver "con el embrutecimiento del ser humano".

"Mediterráneo es un proyecto muy ambicioso, el más grande en el que me he metido", explica Montijano y señala que su intención es jugar con el mar y tomarlo como pretexto "para ir hablando de todo lo que ocurre en nuestra sociedad, de inmigración, contaminación, biodiversidad, sobrexplotación turística y pesquera, por ejemplo". En definitiva se trata de "hacer un retrato de la actualidad con el mar como elemento poético", apunta el artista.

Miramos solamente lo material y toda la problemática de esta sociedad parte de eso"

La próxima semana iniciará las acciones en Málaga y para poder llevar a cabo la primera de ellas busca inmigrantes ilegales que quieran participar en su proyecto. Los modelos tienen que ser personas que hayan llegado a España a través del Mediterráneo de forma ilegal. No importa el sexo ni la edad, sólo deben de ser mayores de edad. Durante la acción los modelos posarán con la característica estética de su trabajo: sacos cubriéndoles el rostro, desnudos y cuerdas.

"Me hace falta gente real, que hayan pasado por esto de verdad, si no estaría haciendo un teatro, y no se trata de un proyecto creado en un estudio, sino de arte social", indica Montijano. También se reunirá con Salvamento Marítimo para obtener información, imágenes y objetos que puedan formar parte de su trabajo. "Todos los elementos que se van a utilizar tienen que ser reales, si se ve un chaleco el espectador ha de saber que se ha usado en la asistencia a una patera o si muestro una red llena de alquitrán, por ejemplo, o cualquier aparejo de pesca que sea auténtico de pescadores", comenta el creador, al que no le está resultando especialmente fácil encontrar a personas que quieran hacer visible su situación. Tiene algunos contactos, aún así demanda más participación y los interesados pueden ponerse en contacto con el artista a través de su web: www.marcmontijano.com.

La acciones, que no sabe cuánto se extenderán en el tiempo, serán fotografiadas o retratadas de algún modo para poder mostrarlas posteriormente en una sala de exposiciones. "Realizo una acción para hacer una buena fotografía, aunque también puede entrar en juego el dibujo, la pintura, el vídeo, la instalación con elementos reales... Pienso la acción y veo cómo le saco más partido", indica el artista y subraya que "el lenguaje depende un poco de lo que quiera contar y cómo va a llegar mejor y más limpio el mensaje, porque lo que más me interesa, la base de todo proyecto social, es que llegue bien el mensaje".

Y el suyo, en el que lleva empeñado desde hace años, es "el arte ligado a la vida, que palpita. Para mí el arte no es un divertimento, es una potente herramienta social", asegura. "Todo mi mundo habla del ser humano embrutecido, en nuestra sociedad miramos solamente la parte material, la persona no está desarrollada espiritualmente y toda la problemática social parte de eso", agrega Montijano. Para él "nuestro materialismo y egoísmo nos hace no mirar al entorno, la sociedad va como va por como somos todos, la naturaleza espiritual la tenemos descuidada".

El próximo mes de enero mostrará en Madrid, en Factoría de Arte y Desarrollo, la primera parte del proyecto, "lo que consiga tener hasta ese momento", señala. Luego seguirá realizando varias acciones en diversos puntos de la costa mediterránea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios