María Barranco regresa al Alameda para reírse de los 'Adulterios'

  • La actriz malagueña protagoniza junto a Miriam Díaz-Aroca esta comedia de Woody Allen dirigida por Verónica Forqué · Estará en cartel hasta el domingo· Teatro Alameda: C/ Córdoba, 8. Hasta el 12 de octubre. Distintos horarios. Entradas: de 18 a 22 euros.

Es el rey de las relaciones turbulentas, el amo de la sátira conyugal y el genio de la comedia mordaz. Woody Allen escribió la obra teatral Adulterios hace nueve años para reírse de los errores de pareja y jugar con la infidelidad como moneda de cambio. Ahora Verónica Forqué recoge el testigo y se sube a escena para dirigir a María Barranco y Miriam Díaz-Aroca en esta versión adaptada por Nacho Artime. Hasta el próximo domingo, el Teatro Alameda recibe de nuevo a la actriz malagueña, tras su paso por los escenarios el pasado año con la obra Móvil.

"En las mejores casas siempre ha habido de todo", avanzó ayer María Barranco como tarjeta de presentación de este montaje que se mofa de los convencionalismos y que invita a la reflexión. "Habla del miedo a envejecer, a la soledad, a mirarte al espejo y aceptarte", resume la intérprete.

Paloma Blody, Fermí Herrero y Fernando Acaso completan el reparto de esta comedia estrenada el pasado 1 de agosto en el Teatro Palacio de Avilés de Asturias, queha recorrido medio país y prevé llegar a Madrid en septiembre de 2009.

La escena discurre entre dos matrimonios en un salón de un apartamento de Manhattan, enfrente de Central Park en tiempo real. "Todos están bastante tocados", advirtió Barranco. A la malagueña le ha tocado el papel de una psicoanalista "deslenguada" y muy brillante "para los problemas de los demás no para los suyos", aclaró. Su marido, un atractivo abogado, le pone los cuernos. Recurre a su mejor amiga en busca de consuelo, empieza a sospechar que ella es la amante de su cónyuge y se da a la bebida. "Coge la copa de Manhattan como si fuera su bolso, no la suelta", bromeó la actriz.

Para Barranco trabajar a las órdenes de Verónica Forqué ha sido el mejor de los regalos. "Me he sentido muy apoyada. Es muy exigente y he aprendido mucho con ella", confesó. Ganadora de un Goya por su papel en Mujeres al borde de una taque de nervios, Barranco regresó el pasado año al teatro con Móvil y se siente cómoda en el formato, máxime cuando se trata de su primer papel cómico tras el telón. "Te exige un compromiso a tiempo completo, tus compañeros llegan a ser como tu familia durante la gira", reconoció. "Cerrarán las salas de cine pero el contacto del teatro jamás se acabará. La vida es puro teatro, como decía La Lupe", evocó.

Estos días María Barranco compagina la representación de Adulterios con el rodaje en Barcelona de La vida empieza hoy, de Laura Mañá, donde la actriz encarna a una intérprete de sordos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios