Variedad de propuestas Los sellos independientes rescatan obras de Perec, Bioy Casares o Warhol

Marilyn y otras ficciones

  • Un libro con poemas y cartas hasta ahora desconocidos de la actriz, la recuperación de Jardiel Poncela y el regreso de dos autoras con gancho como Almudena Grandes y Elvira Lindo darán que hablar este otoño

Estaba condenada por la falta de miras de la industria cinematográfica a ejercer de rubia boba, pero, en su intimidad, Marilyn Monroe albergaba unas notables inquietudes intelectuales que iban más allá de su conocido matrimonio con Arthur Miller: la actriz era una lectora exigente que sentía debilidad por Joyce y Beckett, se carteaba con algunos de los autores más destacados de su tiempo -Somerset Maugham, Carson McCullers, Truman Capote o Norman Mailer- y escribía versos y reflexiones de una insospechada hondura. Esta otra Marilyn llegará a las librerías este otoño, gracias al libro Marilyn Monroe. Fragmentos y fragancias, que verá la luz en la editorial Seix Barral y que recoge correspondencia, poemas y otro material inédito para que, por primera vez, la intérprete de Vidas rebeldes hable por sí misma después de tantas reinterpretaciones ajenas. Monroe no es el único mito del siglo XX que se cuela entre los próximos lanzamientos editoriales: Blackie Books publicará una selección de entrevistas realizadas a Andy Warhol en las que el artista expresa su siempre llamativa visión del mundo.

Aunque en la pugna por hacerse con el primer puesto de los libros más vendidos entrará en juego el poderoso Ken Follett, que regresa, publicado de nuevo en Random House, con La caída de los gigantes, la próxima temporada parece tener, en principio, nombre de mujer. Dos autoras con gran tirón popular, Almudena Grandes y Elvira Lindo, reaparecen en escena. La primera presenta Inés y la alegría (Tusquets), el comienzo de un proyecto narrativo compuesto de seis novelas independientes que responde al nombre de Episodios de una guerra interminable. En esta historia, la narradora reconstruyela invasión del valle de Arán por parte de un ejército de guerrilleros, un hecho ocurrido en octubre de 1944 e inexplorado por la ficción española.

Elvira Lindo, por su parte, propone en Lo que me queda por vivir (Seix Barral) un relato de corte sentimental sobre una mujer que lucha por salir adelante, con la ayuda de su hijo, en el confuso Madrid de los 80, para la autora la obra "más personal" que ha escrito, en la que ha puesto, dice, "todo el corazón". En Seix Barral también preparan la distribución de otro esperado título: Perder teorías, de Enrique Vila-Matas, en la que un doble del autor invitado a un seminario en Lyon redacta una teoría de la novela.

La literatura hispanoamericana tendrá su representación en voces como las de José Emilio Pacheco o Juan Villoro. Tusquets, que ya reivindicó con la edición de Las batallas en el desierto la solvencia como prosista del Premio Cervantes, más conocido en su condición de poeta, agrupa ahora en un volumen dos libros de relatos del escritor en El principio del placer y otros cuentos. Juan Villoro publica en Candaya El miedo en el espejo. Una crónica del terremoto en Chile, en la que relata sus vivencias durante el seísmo y, de paso, retoma su interés, reconocible a lo largo de su carrera, por los temblores y la disección de los comportamientos humanos. En el mismo sello aparecerá un estudio sobre el autor coordinado por los investigadores Oswaldo Zavala y José Ramón Ruisánchez. Asimismo, Páginas de Espuma edita un inédito de Adolfo Bioy Casares, Unos días en el Brasil (Diario de viaje), que deja constancia de un itinerario que hizo el argentino por la geografía brasileña, en 1951, junto a Silvina Ocampo.

Otro clásico del siglo XX, esta vez español, será objeto de una feliz revisión. Blackie Books inicia una colección dedicada a Jardiel Poncela, que tendrá en Amor se escribe sin hache y La tournée de Dios sus primeros títulos. Será un otoño en el que los sellos independientes aportarán un sinfín de propuestas estimulantes: entre ellas, Vercoquin y el plancton, de Boris Vian, y La cámara oscura, de Georges Perec, ambas en Impedimenta; o Chéjov comentado, recopilación de narraciones del maestro ruso que edita Nevsky Prospects con la aportación lúcida de Luis Alberto de Cuenca, Hipólito Navarro o Eloy Tizón, entre otros; y Siruela continuará difundiendo la obra de la Nobel Herta Müller con Hoy habría preferido no encontrarme a mí misma.

Entre los autores más jóvenes se espera el regreso de Ricardo Menéndez Salmón con La luz es más antigua que el amor, compleja arquitectura narrativa por la que asoman tres pintores de épocas diferentes, así como la nueva apuesta de Javier Pérez Andújar, Todo lo que se llevó el diablo, un texto ambientado en las Misiones Pedagógicas que podría suponer la confirmación del novelista tras su debut con Los príncipes valientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios