Mario Handler devuelve a la memoria la dictadura uruguaya

  • El autor recoge en 'Decile a Mario que no vuelva' testimonios de protagonistas de dicha etapa

Mario Handler salió de Uruguay por la dictadura que había en su país. Pero al tiempo volvió. Su país había cambiado y la etapa de represión desaparecido. Pero se dio cuenta de que la dictadura aún seguía presente en los medios de comunicación, en la calle, en las personas. En la memoria colectiva.

Y quiso devolver a quienes la vivieron la oportunidad de contar su experiencia. Pero, lejos de convertirse en un retrato surgido de las víctimas, Handler recoge en Decile a Mario que no vuelva las palabras de colaboradores, de policías, de militares, de jefes de inteligencia. "Tenía una culpa o una deuda por haberme ido al exilio. Y quería ver hasta dónde podía extraer pensamientos visuales de las palabras" de los protagonistas, explica Handler. Y para ello, evoca las vivencias de represores y reprimidos "evocando su mala convivencia durante largos trece años", añade el autor del documental, que ayer se proyectó en Málaga.

Handler se vuelve a descubrir en la película como un autor peculiar, que individualiza de una manera especial un hecho global con la intención de mostrar una visión inédita, creativa y distinta de la dictadura uruguaya que fue "muy especial, larga, de pocos muertos; pero de destrucción de mentes", cuenta el director de Decile a Mario que no vuelva.

El documental fue estrenado en Amsterdam pero aún no ha sido visto en su país, Uruguay, donde "inevitablemente" levantará una gran polémica. "Como siempre en mis películas", concluye Handler desde Uruguay, ya que no pudo viajar a Málaga para presentar su película.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios