Maxi Valero cierra el telón con 'El hombre de las mariposas'

  • La película protagonizada por Lluís Soler, Ana Milán, Sergio Caballero y Carlos Manuel Díaz narra la relación entre un ex militar soviético y una niña conflictiva

La clausura del decimocuarto Festival de Málaga de Cine Español recayó ayer en el largometraje El hombre de las mariposas, un drama de Maxi Valero que cuenta la historia de unos personas "extremistas" que están "muertos en vida" por las circunstancias de la existencia que les ha tocado, según explicó ayer el propio director. Así, Sergey, un ex militar soviético relacionado con las mafias del Este, vive ahora escondido en un viejo caserón entre viñedos, aunque su extraña y solitaria vida cambia cuando debe hacerse cargo de su sobrina Natasha, una conflictiva niña de 12 años, algo inesperado que cambiará sus vidas para siempre. Se trata de la historia de dos seres desarraigados, educados en la violencia, real y social, que deben enfrentarse al reto de convivir y socorrerse, para lo cual se verán obligados a sacar lo poco que aún pueda quedar de bueno en su interior. Además, la relación de estos dos personajes y su historia tendrá mucho que ver con otros dos personajes: Jacob, el padrastro de la niña, un tipo de los bajos fondos relacionado con negocios ilegales, que tendrá un papel clave en el futuro de la menor, y Silvia, una médico que también esconde su pasado y que será el nexo de unión entre Sergey, Natasha y la realidad que los rodea.

El director señaló en rueda de prensa que es una historia "sencilla" de dos personajes "muy extremistas", aunque, como indicó, tienen que sacar "algo positivo del ser humano, que es la ternura" dentro del mundo de violencia en el que viven. Así, precisó que son "dos personajes muertos que saben que la muerte es lo único que les queda", pero "al final salvan una vida", en este caso la de la menor. Valero apuntó que le ha gustado jugar con el concepto de la muerte, de la que dijo que en "es algo natural y nada artificial, es una cosa que debe decir cada uno en el momento que crea oportuno".

La actriz Ana Milán señaló que su personaje está "desconectado" de la vida debido a las circunstancias ocurridas, precisando que el "reto" para preparase el personaje estaba en saber contener su efusividad de la vida real, para convertirlo todo en algo "pequeñito". Por su parte Lluís Soler explicó que para prepararse el personaje (Sergey) lo que intentó fue encontrar la máxima información, y en este caso, según precisó, lo que hizo fue crearla.

Por otro lado, el actor Sergio Caballero destacó que hacer el personaje de Tomás fue "un reto y un caramelo" y que "dentro del caos de los personajes, Tomás da frescura", mientras que Carlos Manuel Díaz afirmó que le tocó hacer del "malo malísimo", teniendo que despojarse de todos los sentimientos y escrúpulos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios