Mensua actualiza los conceptos clásicos de erotismo y muerte

  • El artista barcelonés expone en la Galería Alfredo Viñas una decena de piezas hasta el 28 de febrero

En los papeles y lienzos del artista Xisco Mensua (Barcelona, 1960), más allá de sus trazos de dibujo impecable, existe un juego psicoanalítico, un trasfondo reflexivo cuya lectura "no tiene por qué conllevar una relación directa con el arte", afirma el propio creador. Y esto es lo que insinúa en las piezas que componen la muestra Maestros antiguos, inaugurada ayer en la Galería Alfredo Viñas. Mensua se inspira en los clásicos para actualizar grandes conceptos de la tradición pictórica, como son el erotismo y la muerte. A ellos, el artista añade uno más, el paso del tiempo.

Cualquier lugar, medio o soporte es bueno para que Xisco Mensua encuentre los ritmos formales de obras emblemáticas "que aún me motivan y me sirven", considera. La cultura mediática es un caldo de cultivo esencial para crear imágenes, en algunos casos, inquietantes. La publicidad, el cine o la prensa le sirven al catalán para hallar escenas que puedan ponerse en contraposición con una pieza antigua. "Pretendo llevar dos opuestos, como son el erotismo y la muerte, a otro nivel, es como si los trajese a ahora, al momento actual", explica el artista, para el que también sus lienzos tienen un punto de ironía.

Según Álvaro de los Ángeles, esta serie de producción reciente es una profundización del artista sobre la propia historia del arte, introduciendo figuras extraídas de maestros antiguos -lo que da título a la muestra- y reinterpretándolas a manera de modelos.

El tema de la expulsión del Paraíso, Les bourgeois de Calais, de Rodin, y obras de Bellini, Tintoretto, Bernini y Baldung están presentes en las once piezas que conforman la exposición en la sala malagueña, una selección ampliada de otra muestra anterior para "hacerla más homogénea". El Museo del Prado tiene también su propio cuadro homónimo. En él representa a una turista y una confrontación de imágenes que buen pueden representar "un sueño de la chica o el espacio en el que se mueve", comenta Xisco Mensua, que inició su carrera artística en 1980 y su obra ha sido expuesta en Valencia, Santander, Madrid, Sevilla, Barcelona, Palma de Mallorca y Oporto, entre otras ciudades.

La obra de Mensua se basa fundamentalmente en el dibujo. Su pintura tiende a la síntesis de los elementos para conseguir mayor expresividad con los mínimos recursos. Sus obras son superficies planas, de color, en las que desaparece el fondo, el contexto, para representar mundos propios, algunos llenos de una especial ternura. La muestra se podrá visitar hasta el 28 de febrero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios