Monumental Manolo Valdés

  • La calle Larios y la Acera de la Marina acogen 17 obras del artista valenciano, miembro fundador del Grupo Crónica, que convierten el centro histórico en un museo abierto hasta el 29 de marzo

Alguien le mira cuando pasea por la calle Larios, pero esté tranquilo porque no es un acosador. Se trata de La dama, una de las 17 esculturas monumentales de Manolo Valdés que desde ayer, y hasta el próximo 29 de marzo, buscan "amigos", tal y como señala su autor, en el centro histórico de Málaga.

"Valdés toma temas de la Historia del Arte y los recrea en su obra, bucea en el archivo de su memoria personal y colectiva y observa lo que le rodea hasta que alguna imagen se instala permanentemente en su cabeza", señaló ayer de la exposición su comisaria, Caterina Toscano. Así, La dama remite a la Dama de Elche y toda una serie forma un pequeño homenaje a Las Meninas de Velázquez -algunas de estas piezas de bronce llegan a las seis toneladas de peso-.

De las 17 esculturas que han venido a Málaga cuatro han sido creadas por Manolo Valdés expresamente para esta muestra. Se trata de Lillie, Odalisca, Irene I e Irene II.

Esta exposición, Manolo Valdés en Málaga. Esculturas monumentales, forma parte del programa Arte en la calle que organiza la Obra Social La Caixa, que ya trajo a Málaga la muestra de Rodin en la calle Larios. "Nuestra intención es acercar el arte a aquellas personas a las que se les hace difícil entrar a un museo", reconoció el secretario general de la Fundación La Caixa, Lluís Reverter, durante la presentación de las obras del escultor valenciano. Tanto quieren que se relacionen espectador y obra que invitan a tocar las piezas, para poder sentir las texturas informales de estos bronces y sus soldaduras, un elemento expresivo, al igual que las grietas que recorren su superficie.

Reverter destacó que Valdés ha querido "hacer lo suficientemente grandes sus esculturas para que puedan salir a la calle, como una forma de acercar al ciudadano la cultura". Pero su monumentalidad no impide que sean cercanas, abiertas al contacto y al trato con el observador. Según la comisaria de Manolo Valdés en Málaga. Esculturas monumentales, CaterinaToscano, estas esculturas se "alejan de la tradición monumental".

Otro rasgo que define estas piezas de Manolo Valdés, tan importante como su tamaño, es que "conjugan modernidad con clasicismo", para crear "una forma diferente de modernidad en la escultura", según el secretario general de la Fundación La Caixa, Lluís Reverter. Es esta búsqueda lo que ha convertido al escultor en "sin duda, uno de los creadores españoles más conocidos y valorados de nuestro tiempo", en palabras de la comisaria CaterinaToscano.

Manolo Valdés inició su carrera en los años sesenta como miembro fundador de Estampa Popular Valenciana (1964-1967). Más tarde, junto a Rafael Solbes y Juan Antonio Toledo, creó el Equipo Crónica, con el que desarrolló una intensa actividad durante 17 años, hasta la muerte de Solbes, en 1981. A partir de entonces, Valdés ha continuado su trayectoria artística en solitario como pintor, escultor, grabador y cartelista, participando en numerosas exposiciones individuales y colectivas por todo el mundo.

El valenciano ha efectuado muchas exposiciones individuales de escultura monumental. Entre ellas destacan las muestras realizadas en Nueva York, primero en Park Avenue y, recientemente, en Bryant Park; en el Château de Chenonceau (Francia), así como la espectacular exhibición itinerante de 21 meninas, que empezó en los jardines del Palais Royal (París), siguió en la Pelikan Platz (Zúrich) y terminó en el paseo de los Álamos y la plaza de la Escandalera (Oviedo), coincidiendo con la última entrega de los Premios Príncipe de Asturias. Asimismo, varias obras monumentales de Manolo Valdés se erigen en diferentes ciudades del mundo: la Dama de Murcia; la escultura monumental La Dama del Manzanares, en el Parque Lineal del Manzanares (Madrid); Las Damas de Barajas, en el aeropuerto madrileño de Barajas; La Exorcista, en la ampliación del puente de Cantalojas de Bilbao, o la imponente Cabeza que se levanta en una de las principales avenidas de Biarritz. Ahora, hasta el 29 de marzo estará en Málaga.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios