Musas vecinas en el Valle del Genal

  • Después de quince días, la última edición de los Encuentros de Arte en Genalguacil llega a su fin y deja en distintos enclaves del municipio ocho obras de los creadores participantes para la posteridad

Genalguacil se ha trasformado durante unos días en un gran taller artístico. La IX edición de los Encuentros de Arte ha reunido en este pequeño pueblo del valle del Genal, de 538 habitantes, a una docena de artistas plásticos de varios puntos de procedencia. Desde el pasado 1 de agosto estos creadores han trabajado para dar forma a ocho obras, que se quedarán en las plazas y calles del pueblo para disfrute de los vecinos y visitantes.

Beatriz Álvarez, alcaldesa de la localidad, dice sentirse muy satisfecha con el desarrollo del encuentro: "Hemos tenido el indicador del público, el mejor que se puede tener", dijo a la hora de valorar la actividad.

Los Encuentros de Arte se celebran cada dos años, y su filosofía es bien sencilla, pero no por ello menos original: los artistas trabajan de forma gratuita, a cambio de alojamiento y manutención durante los días que dura el evento. De esta forma, autores y lugareños conviven y experimentan juntos el proceso de elaboración de una obra de arte.

Además de las creaciones artísticas, durante estos días se han desarrollado en Genalguacil diversas actuaciones y actividades para todos los públicos: cine, baile, teatro, talleres de risoterapia, yoga, charlas de expertos, y un largo etcétera. Entre las actuaciones más destacadas se encuentra la de la Orquesta Sinfónica de la Provincia de Málaga, acompañada de Javier Ojeda, cantante de Danza Invisible, una combinación que dejó un buen sabor de boca entre los asistentes y en los propios protagonistas.

Los proyectos seleccionados para esta edición han sido dos pinturas -una de ellas mural-, cuatro esculturas, una instalación de polietileno y una obra realizada con técnica mixta.

Las obras pasarán a formar parte del ya nutrido patrimonio del pueblo, y se convertirán en algo habitual en la fisonomía del pueblo a ojos de sus vecinos. En este sentido, destaca la escultura El Emigrante, que podrá admirarse con las preciosas vistas del Valle de fondo. Otras de ellas, por su naturaleza, deberán permanecer en el Museo Municipal.

Beatriz Álvarez cree que la importancia de esta celebración supera los límites del pueblo, y afecta a toda la provincia de Málaga. Esto se debe, según Álvarez, a la afluencia de visitantes que llegan para conocer esta experiencia, motivados incluso por la presencia de artistas internacionales, como ha sido el caso de ediciones anteriores. "Hemos conseguido que pensar en Genalguacil sea pensar en cultura y arte -opina la alcaldesa-. ¿Qué mejor eslogan para nuestro pueblo?"

El evento ha estado organizado por el Ayuntamiento de Genalguacil y la Diputación de Málaga, con la financiación de la Fundación Unicaja, la Universidad de Málaga, el CEDER y la Junta de Andalucía. La alcaldesa destaca que no sólo se ha recibido financiación pública, ya que empresas privadas también han colaborado aportando material necesario para las obras.

La respuesta de los vecinos ha sido muy positiva, tanto en el proceso de elaboración de las creaciones como en las diversas actividades paralelas que se han programado. "Sin la participación de los vecinos, esto no tendría razón de ser", reconoció Álvarez. Para la clausura, que tuvo lugar en la noche del jueves, se preparó una gran fiesta con todas las personas que han participado de una u otra manera en el evento. El colofón lo pondrá la proyección de las imágenes grabadas durante todo el encuentro que, aunque termina de forma oficial, seguirá presente en Genalguacil a través de la obras de arte que ya forman parte del patrimonio de este bello municipio de la Serranía de Ronda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios