La Noche en Blanco revalida su apuesta con 200 actividades en 131 espacios

  • El programa se celebrará el próximo sábado con un carácter más familiar y con los cuentos tradicionales como hilo conductor

Lo que empezó como una demostración de fuerza en relación a la fallida candidatura a la Capitalidad Cultural de Europa en 2016 se ha convertido en una fecha señalada por muchos en el calendario para aquello tan castizo de bajar al centro, lo mismo que para ver las luces de Navidad o los tronos de la Semana Santa. La Noche en Blanco celebrará su próxima edición, la séptima, este sábado 10 de mayo, con un programa que incluye cerca de 200 actividades gratuitas, a celebrar de 20:00 a 02:00 en 131 espacios a cargo de 183 participantes. Y dado que la Noche en Blanco venía adquiriendo un carácter cada vez más familiar, al final las aguas han seguido su curso y la citada edición tendrá como hilo conductor los cuentos tradicionales, bajo un lema que no deja mucho lugar a dudas: Érase una vez la Noche en Blanco.

El contenido de la programación tuvo ayer su presentación formal, con la participación de la gran mayoría de las instituciones culturales, públicas y privadas, como aval para el desarrollo de la jornada. En esta ocasión, la lista de nuevos espacios incorporados al proyecto son el Málaga CF, el Ars Málaga - Palacio Episcopal, el Aeromuseo del Aeropuerto de Málaga, la Sala Iniciarte del Muelle II, la Galería Javier Román, Microteatro Málaga, el Jardín Botánico de La Cónsula, la Iglesia de Santa Ana del Císter, la Iglesia San Felipe Neri, la Escuela Andalusí, la Cofradía del Sepulcro, la Archicofradía de la Sangre, la librería Re - Read Málaga y el Hamman Al-Andalus, entre otros. En cuanto a la materia cultural en sí, el asunto de los cuentos supera ampliamente lo anecdótico y sirve de leit motiv a casi la mitad de las cerca de 200 actividades programadas. Todas ellas se distribuyen en seis áreas: Arte, museos y exposiciones (46), Intervenciones artísticas, acciones urbanas (31), Artes visuales (20), Artes escénicas y literarias (41), Música (22), y Visitas extraordinarias (31). Los museos, como es tradicional, serán protagonistas de excepción: todos ellos, del Carmen Thyssen al Museo Picasso, abrirán las puertas de sus colecciones y exposiciones, y en buena parte de los mismos, desde el CAC a la Fundación Picasso Casa Natal, se celebrarán performances, intervenciones, proyecciones, propuestas participativas y otras oportunidades para distraer el sueño. También desplegarán sus mejores galas los centros culturales de nuevo cuño como La Térmica, y, como es habitual, también habrá que contar largas colas en el Teatro Romano y la Alcazaba, convertidos en escenarios de cuento.

Las actividades de calle se refuerzan en virtud del carácter aún más familiar de la convocatoria. La calle Larios, la Plaza de la Merced, el Puente de la Aurora, el Muelle Uno, el Soho, la calle Alcazabilla y otros muchos rincones del centro histórico se convertirán en escenarios fantásticos. En la ruta callejera por la Noche en Blanco, el público se topará con bellas princesas, pero también con criaturas maliciosas. Además, pequeños y grandes descubrirán escenografías con elementos muy recurrentes en el universo de la literatura infantil, como el laberinto, la isla del tesoro, los espejos y las telarañas.

Los participantes tendrán además la oportunidad de bailar con personajes de cuento en la calle Tomás Heredia, transformarse en un terrorífico monstruo en la calle Alcazabilla, perderse en un laberinto en la Plaza de la Merced, o seguir el camino de baldosas amarillas a Oz por el centro histórico. Otras de las 31 intervenciones planificadas en exteriores se relacionan directamente con la expresión artística, como el gigantesco mural de Picasso de Málaga en el Puente de la Aurora, el Muro de los deseos en la explanada del CAC, el rótulo gigante Érase una vez… en la fachada del MUPAM, y El árbol de los Anticuentos junto al Museo Picasso. Y esto sólo para empezar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios