La 'Noche en blanco' congregó a 94.000 personas

  • La cifra de visitantes triplicó la del año pasado, lo que provocó largas colas bajo la lluvia en las puertas de los museos

Más de 94.000 personas participaron el pasado sábado en la Noche en blanco, que durante siete horas ofertó 83 actividades gratuitas en 71 espacios diferentes. De esta manera, se triplica la asistencia registrada en 2008 en la primera edición.

Entre los enclaves que contaron con más afluencia de público, destacó el Museo del Patrimonio Municipal (Mupam), con 6.015 visitantes. Resaltaron también el Archivo Municipal, con 2.843; el Museo Picasso Málaga, con 1.666; el Teatro Echegaray, con 845 personas, que pudieron ver el recién reformado edificio; además de otros inmuebles emblemáticos como la Alcazaba y el Teatro Cervantes, según indicó ayer el alcalde, Francisco de la Torre.

La exposición de Art Natura en el Patio de Banderas del Ayuntamiento recibió 1.890 visitantes y la sala de muestras del Rectorado, 1.869. En cuanto a las galerías, destacó la asistencia a Fine Art, que registró más de 800 personas en sus instalaciones. La performance pop de Rodrigo Gross y Pablo Benítez fue visitada por 2.500 personas; la propuesta de los alumnos de Arquitectura ¿En cuál encajas? fue contemplada por 7.900 espectadores, y el pinball de la Plaza de la Constitución por unas 8.000, de las que 950 jugaron de forma activa. Los grafitis de luz en la Plaza de las Flores fueron realizados por 850 personas y el resultado fue visto en la pantalla por 1.500 visitantes. Ente los conciertos, el de Efecto Mariposa en el recinto Eduardo Ocón del Paseo del Parque fue seguido por 3.000 espectadores, y el del grupo Saravacalé, por 1.800. A pesar de la lluvia, sólo se suspendió el concierto de Russian Red, que al poco tiempo de comenzar tuvo que despedirse del público malagueño. Pese a ello, congregó en los jardines de Puerta Oscura a 3.500 personas.

Con respecto al año anterior, esta segunda edición creció en número de entidades participantes, pasando de la veintena a más de 50; en cuanto a actividades programadas, aumentando de 36 a 83; en duración, contando con una hora más (hasta las 3:00); en espacios, con 71 frente a los 26 de 2008, y sobre todo en la cifra de asistentes, aumentando de 29.729 personas a 94.047. "La estadística ha resultado muy brillante", manifestó al respecto el regidor malagueño, quien afirmó que para la próxima edición se intentarán evitar las esperas y las largas colas que se mantuvieron durante toda la noche a la puerta de museos y centros culturales: "A ver cómo podemos organizarlo para que el tiempo de espera sea el menor posible".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios