La 'Nueva gramática' se viste de largo en la Real Academia

  • Los Reyes presentaron ayer la obra, que supone "un servicio a la unidad del español"

"La Nueva gramática está llamada a iluminar la realidad" de los hispanohablantes. Con estas palabras resumía Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española, el espíritu que ha guiado la elaboración de esta gran obra, que se presentó ayer en un acto presidido por los Reyes. Ayer era un día grande para las veintidós Academias de la Lengua Española, porque la aparición de la Nueva gramática supone "un servicio histórico a la unidad del español y, en definitiva, a la mayor cohesión entre los pueblos hispánicos", subrayó el Rey ante los más de 700 invitados que abarrotaban el salón de actos de la RAE y el vestíbulo que lo precede.

Y era también un día grande porque la publicación de esta "magna obra", elaborada por las 22 Academias y que, por primera vez, refleja el español que une a los hispanohablantes y el que los diferencia, "es un hecho cultural de primer orden", como destacó el escritor Mario Vargas Llosa, que intervino en la presentación por medio de un vídeo. Por esa misma vía se hizo presente en la sala el escritor Miguel Delibes, a quien su delicada salud le impidió viajar a Madrid pero que, con sus escuetas frases, protagonizó uno de los momentos más emocionantes: "Mi mayor deseo sería que esta Gramática llegase al pueblo y se fundiera con él, porque, en definitiva, el pueblo es el verdadero dueño de la lengua". Con otras palabras dijo lo mismo García de la Concha: La Gramática "viene del pueblo y al pueblo busca. Aquí están todas las voces, todas las hablas conformando una gran polifonía", afirmó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios