La Orquesta Filarmónica se acerca a la Pascua con Rossini

  • La formación malagueña interpreta hoy y mañana en el Teatro Cervantes y bajo la batuta del propio director titular Aldo Ceccato la obra 'Pequeña misa solemne'

A tres días del Domingo de Ramos, la Orquesta Filarmónica de Málaga ha elegido para el quinto concierto de abono de la temporada Pequeña misa solemne de Rossini, la última obra sacra del compositor italiano y cuya primera versión vio la luz en 1864. Bajo la batuta del director titular de la formación, Aldo Ceccato, actuarán las sopranos Loredana Bigi y Manuela Custer, el tenor Rogelio Marín y el bajo Peter Mikulas. La coral Cármina Nova, capitaneada por Javier Serrano, acompañará a la orquesta hoy y mañana sobre las tablas del Teatro Cervantes (a las 21.00).

Esta composición, que recibió un irónico nombre debido a su extensa duración, fue creada en 1863 y estrenada un año después. Requiere de una soprano, una mezzosoprano, un tenor, un bajo, un coro mixto de ocho miembros, dos pianos y un armonio. Posteriormente, en 1867, el compositor orquestaría la misa en su totalidad, siendo estrenada esta nueva versión en 1869, en honor póstumo a Rossini. La versión orquestada cuenta con la presencia de cuerdas y viento (con predominio claro de la madera sobre el metal). Consta de un Kyrie, un Gloria, un Credo, un Sanctus, un O salutaris hostia y un Agnus Dei.

La Orquesta Filarmónica se enfrenta al ecuador de la temporada con un programa dedicado en exclusiva a Rossini. Para este cometido han contado con Loredana Bigi, soprano italiana que ha participado en numerosas producciones de teatro. Tiene experiencia en interpretar música de ópera y música de cámara. También se ha acercado a la música contemporánea. Junto a ella, se podrá escuchar la voz de Manuela Custer. Nació en Novara y realizó su debut en el Teatro regio en Turín con Elisabetta, Regina d´Inghiterra precisamente de Rossini y el papel de Cherubino en Le nozze di Figaro. Su carrera internacional comenzó muy pronto. Posee una amplia discografía que incluye La remembranza, La partenza, Il primo dolce affano.

Por su parte, el tenor mexicano Rogelio Martín inició sus estudios de canto con Martha Arthenack, Erika Kubascek y James Demster. Le concedieron la beca Plácido Domingo y ganó numerosos concursos. Ha compartido escenario con los maestros Renato Bruson, Roberto Scandiuzzi y Ronaldo Giaiotti. La otra voz masculina solista será la de Peter Mikulas, que estudió en la Escuela de Música y Drama de Bratislava con Viktoria Stracenska. Ha obtenido numerosos galardones y premios. Desde 1978 es solista del Slovakian Nacional Theatre en Bratislava, donde debutó interpretando a Coline en La bohème.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios