Oscar no habla (tampoco inglés)

  • 'The Artist' establece un récord en los galardones de la industria cinematográfica estadounidense.

The Artist fue la gran triunfadora de la 84 edición de los Oscar porque ganó los principales premios, batió el récord de galardones para Francia y fue la primera en lograr el de mejor película sin ser en inglés. El film mudo y en blanco y negro ambientado en los años de transición al cine sonoro ha sido el primero en conquistar para Francia el título de mejor película, así como mejor director (Michel Hazanavicius) y mejor actor (Jean Dujardin). Y también el primero en lograrlo en las categorías principales por una historia que no es en inglés.

Desde que comenzaron a entregarse los premios Oscar en 1927 ocho películas en un idioma diferente al inglés habían intentado conseguir el premio gordo de los Oscar. La primera fue otra francesa, La gran ilusión, de Jean Renoir, en 1938, a la que siguió en 1969 Z, una coproducción franco argelina dirigida por Costa Gavras. La sueca Los emigrantes, de Jan Troell en 1972, y Gritos y susurros, de su compatriota Ingmar Bergman en 1973, volvieron a estar nominadas sin suerte.

Más cerca se quedaron El cartero (y Pablo Neruda), de Michael Radford, en 1995; La vida es bella, en 1998, de Roberto Benigni, o Tigre y Dragón, de Ang Lee en 2000, que consiguieron otros premios, pero no el de mejor película. El último intento fue uno cuanto menos curioso: el de Cartas desde Iwo Jima, de Clint Eastwood, un film de producción estadounidense pero rodado en japonés.

Una situación similar a la ocurrida con Michel Hazanavicius, primer director en ser recompensando por una film no inglés. Y eso que antes de él lo habían intentado nombres históricos del cine, como sus compatriotas Jean Renoir (que fue reconocido con un Oscar honorífico en 1975) o Francois Truffaut. Pero no fueron los únicos.

En total 27 directores de películas no inglesas han estado nominados al Oscar, sin ningún éxito hasta la llegada de Hazanavicius. Entre los fracasos más sonoros, el del italiano Federico Fellini, que fue candidato cuatro veces por La dolce vita, 8 1/2, Satyricon y Amarcord, y el del sueco Ingmar Bergman, en tres ocasiones, por Gritos y susurros, Face to face, al desnudo y Fanny & Alexander. Entre los hispanos, han estado Pedro Almodóvar, por Hable con ella, y Fernando Meirelles, por Ciudad de Dios.

Igual que a Hazanavicius le sucedió a Dujardin, desconocido por el público estadounidense hasta su irrupción con The Artist como el silencioso galán George Valentin. El actor, de 39 años, logró el Oscar que jamás obtuvieron Jean-Paul Belmondo, Alain Delon o Gérard Depardieu, por citar algunos ilustres intérpretes del cine francés, aunque de ellos sólo el último estuvo nominado.

Nueve han sido los actores nominados en la historia del Oscar por interpretaciones en películas no inglesas y sólo uno hasta esta noche, Roberto Benigni, lo había conseguido por La vita é bella. Otros que estuvieron a las puertas, Marcello Mastroianni (2 veces), Javier Bardem o Max Von Sidow. En categoría femenina el éxito de Dujardin tuvo como precedente a Marion Cotillard, quien se hizo con la estatuilla de mejor actriz por encarnar a Edith Piaf en La vida en rosa (2007), y el de la italiana Sophia Loren, por Dos mujeres en 1961.

Se produce la paradoja de que The Artist, a pesar de ser una película hecha por franceses, su relato es ajeno a cualquier referencias a la cultura gala.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios