París revisará en otoño la relación de Picasso con sus maestros

  • Los museos del Louvre, de Orsay y Grand Palais acogerán una exposición simultánea

Una gran exposición simultánea en el Museo del Louvre, el Museo de Orsay y el Grand Palais, tres de las pinacotecas más prestigiosas del mundo, analizará el próximo otoño el canibalismo artístico de Picasso y la relación del genio malagueño con sus grandes maestros. Como había hecho antes en el Museo del Prado de Madrid, desde su llegada definitiva a París, en 1904, Picasso hizo del Louvre una de las fuentes esenciales de su creación. Más de cien años después, tres excepcionales pinacotecas analizarán conjuntamente el diálogo entre la obra del padre del cubismo y los grandes inspiradores de los que se nutrió, como Manet, Delacroix, Degas, Renoir, Zurbarán, Goya, Velázquez, Gauguin o Cézanne, entre otros, en una exposición sin precedentes que cuenta con un presupuesto de 4,37 millones de euros.

A partir del próximo 8 de octubre, Picasso y sus grandes maestros acogerá en el Grand Palais de París 120 lienzos del malagueño y de sus distintos padres pictóricos, llegados a París de colecciones públicas y privadas de todo el mundo. La muestra conjunta, organizada por la Reunión de los Museos Nacionales (RMN) de Francia, contará con un total de 196 obras, de las que 74 serán piezas de los progenitores artísticos de la obra de Picasso. La exposición del Grand Palais coincidirá en el tiempo con los trabajos que se podrán visitar en el Museo del Louvre, bajo el título Picasso/Delacroix: Mujeres de Argel, en referencia al lienzo que ejecutó en 1834 el artista romántico francés y que inspiró varios estudios de Picasso entre 1954 y 1955.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios