Pata Teatro se propone entender el "canibalismo del ser humano"

  • La compañía malagueña estrena hoy en el Cánovas 'Cena para uno', una tragicomedia dirigida por Ignacio Nacho y que tiene como punto de partida un suceso real

Que la ficción se nutre de la realidad más mediática no es ninguna novedad. Y que se alimenta de ella hasta rozar el canibalismo, tampoco. Pata Teatro recurre a este último extremo para recrear sobre el escenario un hecho real, escabroso "y cruento", pero real. Así nace Cena para uno, el nuevo espectáculo de Pata Teatro que hoy vivirá su estreno absoluto en el Cánovas donde permanecerá hasta el domingo.

Ayer, los miembros de la compañía recordaron la lectura de la truculenta noticia que les sirvió punto de partida. La historia se remonta a 2001 cuando un técnico informático de Rotenburg descuartizó y se comió a un ingeniero. Un anuncio publicado en internet los puso en contacto y les permitió hacer realidad las fantasías de comer y ser comido, respectivamente. "No pretendemos ser morbosos, sino profundizar en la psicología de ambos personajes", explicó Macarena Pérez, coautora junto a Josemi Rodríguez del texto que llevan ahora a escena. "Es totalmente irreal. Lo que intentamos recrear es que podía haber ocurrido esa noche", añadió la actriz.

Para dar forma teatral a esta Cena para uno, los malagueños han contado con la colaboración del cineasta malagueño Ignacio Nacho, que asumió el encargo como una oportunidad para denunciar otras formas de canibalismo. "Aparte de desdramatizar el asunto hemos apostado por crear un paralelismo con las situaciones de injusticia que se ven cada día. El canibalismo tiene un sentido más amplio del que parece", apuntó Nacho. Dos veteranos de la compañía, Josemi Rodríguez y Mara Guil se encargan de dar vida -y muerte- a estos personajes, símbolos de una sociedad desmedida "y ahondar en los entresijos que conforman al ser humano, pero sin ser existencialistas en exceso, para dar paso al disparate, al delirio y sobre todo, al ingenio", resume la compañía como tarjeta de presentación.

Así, a través de la comedia, "del cinismo y del absurdo", se muestra esta "parodia de la vida, metáfora de la actualidad, donde el ser humano es capaz de devorar al otro por ambición, por codicia", denuncia Pata Teatro. Con idea de brindar a la historia un enfoque cinematográfica, su director ha recorrido a una escenografía "activa".

Sobre el escenario el frigorífico y los microondas se van convirtiendo en mesas -y viceversa- según se va desarrollando la trama. "Está concebida como una atrezzo que los actores manipulan según sus necesidades", sostuvo el director, que debuta con este montaje al frente de la compañía. Como en anteriores espectáculos de Pata Teatro, aquí también la música cobra protagonismo, "con un tratamiento muy cinematográfico", comentó Nacho. Durante cuatro días los espectadores podrán comprobar en el Cánovas la vigencia de "una jungla de asfalto en la que prima la ley de la selva" y donde "estos excesos se cometen a la luz del día y con total impunidad", firma Pata Teatro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios