Patrimonio confirma el buen estado de conservación del Códice

  • Los técnicos opinan que es "preferible" que permanezca donde ha estado durante siglos

Representantes de los Gobiernos central y gallego y la Iglesia se reunieron ayer en Santiago, primero en la Xunta y después en la Catedral, para supervisar el Códice Calixtino, del que los técnicos han garantizado su buen estado de conservación. Este primer análisis se enmarca en los trabajos iniciales que están llevando a cabo el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Ejecutivo de Galicia y el Arzobispado para determinar las condiciones necesarias que permitan la conservación del manuscrito sustraído en 2011 y recuperado este mes.

Los especialistas han tomado muestras de la actividad microbiológica, de la calidad del aire y de las superficies de la cámara en la que se alberga esta joya histórica para ser analizadas posteriormente en laboratorio, según informa la Secretaría de Estado de Cultura. A partir de las conclusiones de este estudio, los expertos podrán determinar si conviene llevar a cabo algún tipo de intervención en el volumen, de cara a la "puesta en valor de una de las piezas maestras del patrimonio cultural y una parte esencial de la historia jacobea", informan en la nota.

El subdirector general del Instituto del Patrimonio Cultural de España, Alfonso Muñoz indicó que la primera impresión del estado de conservación "es muy buena", ya que durante siglos ha estado en unas condiciones "muy estables de temperatura y humedad". Además, el tiempo que ha estado fuera "aparentemente no ha supuesto un problema". Los desperfectos que pueden encontrarse en la encuadernación, por ejemplo, quizás podría achacarse a la "última restauración", pero no a este periodo. Sin embargo, matiza que estas consideraciones deben tomarse "con cautela", ya que "aún falta un análisis más detallado".

En cuanto al estado de conservación en la Catedral de Santiago, Muñoz señala que "no son malas", ya que el Códice se encuentra en una "cámara de piedra con unas condiciones de inercia térmica y de estabilidad de temperatura y humedad favorables". En este sentido, opina que es "preferible" que los bienes culturales permanezcan donde han estado durante siglos porque "complementan un conjunto patrimonial más amplio".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios