Paula Coronas rescata a compositoras andaluzas para su nuevo trabajo

  • La pianista trabaja en una segunda parte de 'Raíces' con obras de artistas olvidadas y otras inéditas de González Palomares, Molleda y Lehmberg Ruiz

Hace tres años la pianista Paula Coronas inició un viaje apasionante a la música malagueña del siglo XIX y principios del XX. Su investigación le llevó a piezas -más de la mitad inéditas- de célebres maestros como Eduardo Ocón y Emilio Lehmberg Ruiz, pero también recuperó nombres más olvidados como Rafael Mitjana, Cobos-Quiles y González Palomares. Con los primeros pasos de su trabajo grabó Raíces, un disco que salió en enero con el patrocinio de la Fundación Unicaja y que ha tenido una "acogida espectacular", según explica Coronas, que sigue tirando de ese hilo para hallar la calidad que hay aún guardada en cajones o archivos. Ya está trabajando en nuevos descubrimientos para una segunda parte en la que estarán presentes mujeres compositoras casi olvidadas un siglo después.

"Estoy buscando compositoras, que también las hubo y tengo algunas localizadas", comenta la pianista. Lo que espera que se materialice en un nuevo disco también contará con otras novedades destacadas. "González Palomares tiene más de 25 zarzuelas que no están puestas en pie, su sobrino nieto está intentando localizarme parte de esa música impresa, vamos a ver si lo logramos", apunta la intérprete e investigadora. Además, subraya, la Suite Granada del malagueño Emilio Lehmberg Ruiz está inédita y está tratando de rescatar las partituras a través del Centro de Documentación de Andalucía.

"Sería una posibilidad para incluirla en un nuevo disco y también música de Muñoz Molleda, un gaditano que fue Premio Nacional de Música en los años 60 y tantos otros compositores que falta ponerlos en su sitio", agrega Paula Coronas y asegura que se trata de "aportar nuevas obras al campo pedagógico y al panorama musical". "Estaban en cajones y sin revisar, me he encontrado con partituras que estaban manuscritas, sin corregir, ha sido un trabajo bonito y un descubrimiento, he encontrado a estos músicos que ni siquiera yo que tanta música andaluza y española he tocado tenía conocimiento de ellos", señala la pianista.

Coronas se ha "entusiasmado" con este estudio no sólo por su aportación musical sino también pedagógica. "Merece mucho la pena a todos los niveles, desde el punto de vista técnico y musical de las obras y también por lo que han representado y lo que fueron estos creadores en la época que vivieron, finales del siglo XIX y principios de XX", dice la pianista y apunta que "son grandes figuras que pasearon la música de Málaga por toda Europa, tuvieron un reconocimiento y una repercusión en vida".

A finales del año pasado grabó el disco en la Sala María Cristina con el piano Steinway que la tiene cautivada. Desde entonces, lo ha llevado consigo en numerosas citas. Y lo seguirá haciendo este otoño. En Bilbao, Mallorca y Valencia, algunas de sus próximas citas, tocará parte de su undécimo trabajo que tantas alegrías le está reportando. "He sido la primera sorprendida al ver cómo ha gustado y se ha entendido este disco", reconoce. "Es una música con las raíces de un imaginario del folclore popular español, con bulerías, con fandangos, malagueñas, seguiriyas, que se reconocen rápidamente y que llevadas a un piano culto sin duda es un acierto, es un mérito", añade.

Continúa en su búsqueda incansable, pero hay veces que también la encuentran a ella y los nuevos proyectos la encandilan. En esta ocasión, el joven compositor catalán Abraham Espinosa la ha buscado para poder dar vida a sus 12 estudios flamencos para piano. "Estamos en ello a ver si los podemos estrenar en el Festival de Cádiz de Música Española en noviembre, al que me han invitado a acudir. Ahí tocaré Raíces y posiblemente incluiré algunos de estos estrenos", comenta Coronas, que también está embarcada en la introducción de nuevos compositores en las programaciones oficiales de los conservatorios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios