El Payo y Rubén Pinar salen a hombros

  • El novillero mexicano y el albaceteño cortan dos orejas cada uno y José Manuel Mas es silenciado ante su lote

El novillero mexicano Octavio García El Payo y el albaceteño Rubén Pinar dejaron una grata impresión y cortaron dos orejas cada en la apertura de los Sanfermines en Pamplona y fueron sacados a hombros del coso navarro convirtiéndose en los primeros grandes triunfadores del ciclo después de encontrarse con dos lotes nobles y manejables, en distinto grado, pertenecientes a la ganadería de Miranda de Pericalvo.

El Payo, un novillero con garra y con mucha variedad, dejó detalles de su buen concepto y gusto en el primero. Faena templada y limpia. Tras una buena estocada paseó la oreja.

El cuarto toro fue un animal también manejable y El Payo volvió a darle fiesta a este animal. El novillero azteca volvió a tirar de temple con el suave ejemplar y realizó una interesante faena coronada por una gran estocada, que le propició el corte de otra oreja.

Rubén Pinar, que tuvo como primer oponente a un novillo noble y flojo, demostró que tiene oficio. El tercer novillo, que fue tres veces al caballo y quizá recibió excesivo castigo, llegó noble aunque sin celo y clase a la muleta. El novillo dio muy buen juego y Pinar estuvo solvente, en una faena también interesante tras la que finiquitó de una estocada de efecto fulminante al astado.

El madrileño José Manuel Mas dejó detalles sueltos, sin compactar ante su deslucido lote.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios