La casa de Pedro de Mena reabrirá en octubre como Museo Revello de Toro

  • El edificio mostrará en su inauguración 110 de las 143 obras legadas por el pintor malagueño y acogerá un centro de interpretación dedicado al imaginero barroco, que murió en la misma casa en 1688

Comentarios 3

La casa en la que Pedro Mena, el gran escultor del Barroco, vivió y trabajó desde 1680 hasta su muerte, ocho años después, es uno de los testigos más hermosos de la Málaga del siglo XVII. Después de haber servido de sede a varias empresas (entre ellas una imprenta) y a un ya legendario café-teatro, también venía siendo en los últimos años uno de los más olvidados. Hasta que el Ayuntamiento decidió reformarlo y transformarlo en el Museo Félix Revello de Toro, como fuerte de las 143 obras que el pintor malagueño residente en Barcelona ha legado a la ciudad. Ayer, el propio artista visitó las dependencias en compañía del alcalde, Francisco de la Torre, y del delegado municipal de Cultura, Miguel Briones, y pudo constatar el avance de una rehabilitación cuyo fin está muy próximo: tal y como anunció el alcalde, el próximo octubre la casa taller volverá a abrir sus puertas como museo consagrado a Revello de Toro.

Con un presupuesto total de 3'4 millones de euros invertidos a través de la Empresa Municipal de Iniciativas y Actividades Empresariales (Promálaga), la rehabilitación, según De la Torre, ha respetado los elementos básicos de la casa (el zaguán, las galerías, el patio y las crujías) a pesar de la difícil y laberíntica arquitectura del edificio, que tras la muerte de Pedro de Mena albergó también varias viviendas independientes. El nuevo museo tiene una superficie edificada de 795 metros cuadrados, repartidos en 313 en la planta baja, 310 en la primera planta, y 167 en la segunda, además de 73 metros cuadrados de patios y 24 del adarve interior. El comisario y responsable del diseño museológico, Elías de Mateo, explicó ayer cómo se distribuirán las 110 obras que podrán verse en la inauguración (las 33 restantes se conservarán para futuras rotaciones) de octubre: la planta baja estará dedicada a obras de menor tamaño, como naturalezas muertas, y contará además con una sala de exposiciones temporales que abrirá con una muestra de carteles del mismo Revello de Toro dedicados a la Feria de Málaga, el Carnaval y otros eventos festivos, ya que "Félix, además de un gran pintor, es un excelente cartelista y queríamos dar cuenta de ello"; la primera planta estará dedicada a las pinturas libres, especialmente el retrato femenino; la segunda, por último, reunirá bocetos y dibujos. El resultado permitirá recorrer una panorámica estética que abarca desde 1937 hasta 2009.

El centro de interpretación de Pedro de Mena, que estará situado en la planta baja, constará de una proyección audiovisual permanente sobre el artista y la exhibición de un busto del mismo realizado por Virgilio Galán. Francisco de la Torre insistió al respecto en que la obra de Pedro de Mena que se conserva en el cercano Convento del Cister "no se moverá de Málaga" gracias al acuerdo por el que el Ayuntamiento se ha comprometido a la ampliación del mismo. Así, en un radio de pocos metros, el interesado podrá visitar la casa del artista, el centro de interpretación y su propia obra. El propio Revello de Toro afirmó que nunca habría podido imaginar "que terminaría siendo vecino de Pedro de Mena, a quien siempre he admirado como maestro tremendo del Barroco".

La rehabilitación se completa con la intervención de la empresa Quibla Restaura, que ha recuperado ornamentos, capiteles, columnas, frisos y pinturas murales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios