Peligro de extinción

  • La maxiserie 'Los Inhumanos' es una sofisticada reinvención de la extraña raza de seres creada por Stan Lee y Jack Kirby en 'Los Cuatro Fantásticos'

Un cómic con el que Marvel ingresó de golpe en el siglo XXI. Un cómic con el que Marvel ingresó de golpe en el siglo XXI.

Un cómic con el que Marvel ingresó de golpe en el siglo XXI.

La década de los 90 empezó para Marvel con las ventas millonarias del Spider-Man de Todd McFarlane y los X-Men de Jim Lee. La compañía se veía más fuerte que nunca, pero la crisis financiera que asoló el mercado le acarreó consecuencias nefastas: cientos de despidos, pérdidas anuales cercanas a los 50 millones de dólares y la solicitud de bancarrota a finales de 1996. En lo puramente creativo, el excitante periodo que comenzó a finales de los 70 y que había permitido obras tan innovadoras como La Patrulla-X de Claremont y Byrne, el Daredevil de Frank Miller o el Thor de Walter Simonson, dio paso a una larga etapa de mediocridad. En cambio, DC había alzado el vuelo en 1985 con Crisis en Tierras Infinitas y contaba en su catálogo con luminarias como Alan Moore, Neil Gaiman o Grant Morrison; los artistas de moda, como los propios McFarlane y Lee, se habían emancipado en 1992 de las grandes editoriales y habían fundado un sello propio, Image Comics, que andaba transformando el panorama; y del ámbito independiente llegaban también propuestas del calibre de Madman, de Mike Allred, o Hellboy, de Mike Mignola. En comparación, los mutantes hipertrofiados y los clones del Hombre Araña parecían puro chiste.

Es en este estado de cosas en el que se enmarca Marvel Knights, la inesperada tabla de salvación alumbrada por Marvel en 1998. Con el arrojo del que no tiene nada que perder, y la urgencia por recuperar el terreno perdido, la editorial neoyorkina encargó al estudio Event Comics de Joe Quesada y Jimmy Palmiotti, autores y editores independientes con una abultada agenda de contactos, la creación de una línea de productos que pudiera situarse junto a los títulos más molones de su tiempo sin provocar sonrojo (les recuerdo cinco que llegaban mensualmente a librerías en 1998, para que vean contra qué se enfrentaban: Los Invisibles, Predicador, StormWatch, Astro City, Supreme).

En lugar de apostar por personajes de primera fila o por los autores consagrados de la casa, Quesada y Palmiotti escogieron héroes de bajo perfil como Daredevil, Pantera Negra, Los Inhumanos y El Castigador, y contrataron autores mediáticos como el director cinematográfico Kevin Smith, el rompedor guionista Christopher Priest o el también guionista Paul Jenkins, asociado a Vertigo. Precisamente Jenkins y el dibujante Jae Lee (quien, tras unos lejanos inicios en Marvel, había crecido exponencialmente en Image) produjeron la que considero la mejor obra del lote, la maxiserie de 12 números Los Inhumanos, una sofisticada reinvención de la extraña raza de seres creada por Stan Lee y Jack Kirby en Los Cuatro Fantásticos. Conflictos políticos y generacionales, tensiones raciales, problemas familiares y la amenaza de la extinción integran el cómic con el que Marvel ingresó de golpe en el siglo XXI. Todo adornado con una estética poderosa y bellísima que mantiene vigente la fábula cuando han pasado ya dos décadas de su primera edición. Panini reedita ahora este crucial paso adelante de Marvel en un robusto tomo de la colección Marvel Integral, con diversos extras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios