Pepe Seguí reivindica la modernidad de Otto Wagner

  • El arquitecto y urbanista participó ayer en el primer Encuentro sobre Arquitectura en el CAC Málaga

"En mis comienzos en la escuela de Madrid, el primer libro que el bibliotecario puso en mis mano fue uno sobre Otto Wagner", recuerda Pepe Seguí, quien ayer reivindicó la modernidad del arquitecto austríaco Otto Wagner (1841-1918) en el primer Encuentro sobre Arquitectura que organizan conjuntamente el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga y la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Málaga.

De aquel primer y casi accidental encuentro con la obra de Otto Wagner ha quedado una gran huella en Pepe Seguí, uno de los grandes nombres de la arquitectura y el urbanismo malagueño. De la mano de Seguí surgió la Málaga de los años 80, la que nace del PGOU que él definió. Además, él supo poner su huella en el perfil de la ciudad con edificios como la Estación de Autobuses o la rehabilitación del Teatro Cervantes. Entre sus últimos proyectos llaman la atención la ampliación y reforma del estadio de la Rosaleda o la controvertida y enorme Ciudad de la Justicia. También ha sido uno de los ocho finalistas del concurso del Auditorio de Málaga y suyo es el POT de la Costa del Sol.

Mientras otros compañeros han escogido para sus conferencias a Frank Gehry, Rem Koolhaas o Steven Holl, Seguí ha optado por reivindicar a Otto Wagner. "Me pareció que unas conferencias que hablan de la modernidad no sólo deberían hacerlo sobre los maestros de hoy sino también de cómo arranca, y Otto Wagner es como la rótula que está entre la modernidad clásica y la tecnológica". Seguí, convencido, añadió que "con él comienza la modernidad".

Uno de los ejemplos que expuso para defender la valía de la obra de Wagner fue la Caja Postal de Viena (1904-1906), edificio que ejemplifica el estilo del arquitecto vienés, en el que incorporó nuevos materiales y el uso de azulejos en su decoración, algo que Seguí ha incorporado a su propia obra. "Siempre hay algunas salpicaduras, y los frisos con azulejos es algo que en el estudio hemos utilizado como guiño a Wagner". También destacó como aportación de este maestro de la Secesión de Viena su "orden en el proyecto".

Respecto a iniciativas como este primer Encuentro sobre Arquitectura, Seguí no duda de su valía: "Me parece un acierto importantísimo". Pero sí apuntó el que podría ser el camino de próximas ediciones: "El siguiente paso es explicar los buenos ejemplos de la arquitectura de Málaga". Y es que según el arquitecto, la ciudad "en los últimos diez años se ha incorporado a un discurso arquitectónico moderno", una tendencia que tiene que progresar gracias a la Escuela de Arquitectura, que para Seguí "es más importante de lo que creemos que es".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios