Pequeños eruditos en Málaga

  • Los escolares ganan viajes a Eurodisney, consolas Wii y cámaras digitales tras competir en el torneo celebrado ayer en el Palacio de Ferias, dentro de la Muestra Infantil de Málaga (MIMA)

Empieza el juego. Los niños están tensos, los padres mucho más. A la cuarta pregunta, los familiares que han venido a apoyarlos no pueden contenerse y hacen un infranqueable corro en torno a la mesa en la que los críos juegan al Trivial de Málaga hoy.

A medida que avanza la competición, los jugadores muestran sus emociones con más expresividad. La alegría o la rabia se leen en sus gestos. No hace falta que los progenitores se presenten. Cada padre se identifica en una sonrisa o una mueca, según haya habido acierto o error. Después de media hora, un niño decide abandonar. No ha tenido el Trivial para empollarse las preguntas, viene sólo porque le ha fallado el compañero y encima es inmigrante, un handicap porque los interrogantes se refieren a la provincia. Al jurado se le encoge el alma porque intuye el mal trago que atraviesa el chaval.

Pero el juego debe seguir. Quedan cuatro parejas en liza. El torneo se desarrolla en el Palacio de Ferias, dentro de la Muestra Infantil de Málaga (MIMA) organizada por el Ayuntamiento y en cuyas Olimpiadas Infantiles han participado más de 1.500 niños. Los críos que compiten en el Trivial -casi todos de 11 años- demuestran que han estudiado la lección y que son pequeños eruditos en Málaga.

Unos tienen más suerte y les cae una pregunta fácil: ¿Cuál es el principal paisaje kárstico de la provincia? Chupado, el Torcal. Otros, menos. ¿Cuál es la temperatura media de Manilva? A todos se les pone cara de interrogación. Pero a veces los chavales sorprenden con la respuesta correcta. Más de dos horas de Trivial sirven para demostrar lo igualados que están. Pero al final, Cristina Martínez y Rafael Reyes, del colegio Gibraljaire, se alzan con el primer premio: un viaje a Eurodisney para ellos y sus padres. Los críos confiesan que llevan estudiando un par de semanas y agradecen a su seño María José Verdejo el apoyo que les ha dado.

La disputa intelectual continúa por el segundo puesto, que se premia con dos consolas Wii. Se lo llevan Álvaro Olgoso y Lucía Izquierdo, del colegio Pablo Freire. Ninguno de los dos tiene la videoconsola. Ambos confiesan que han sufrido un poquito; los padres, que mucho.

Tres horas de Trivial y aún queda por definir tercer y cuarto puesto. Esther Ruiz y María López, representantes del García Lorca en este concurso interescolar, obtiene el tercer lugar. Se llevan una cámara digital cada uno. A punto está de las lágrimas la pareja del Luis Braille -Patricia Montilla y Gonzalo Rodríguez- que queda en cuarto puesto. Gestiones y también ellos se llevan su cámara. Los premios los dan el alcalde, Francisco de la Torre, y el director del Málaga hoy, Antonio Méndez. Los críos se marchan felices. Y todavía faltan los Reyes...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios