Un Peter Pan malagueño hace historia en el West End de Londres

  • Theatre Properties seduce con el cuento contado en español

Piratas, hadas y la banda de Niños Perdidos liderados por Peter Pan hacen historia en el West End de Londres, donde la compañía malagueña Theatre Properties, puesta en marcha por Tomás Padilla desde Fuengirola, ha tenido la osadía de traer a su cuna, por primera vez en otra lengua, el español, las aventuras del intrépido niño que no quería crecer.

"El vuelo de Pedro Pan", exclamó el diario Evening Stardard, saludando el desembarco de Peter Pan, el musical, que se presenta hasta el 27 de abril en el histórico teatro Garrick, en el corazón del West End, el barrio de los teatros de Londres.

El espectáculo es una fiesta de música, danza, alegría, color y efectos: Peter Pan, Wendy y sus dos hermanos viajan volando al País de Nunca Jamás, ayudados por el polvo mágico de Campanita, las sirenas son azules y voluptuosas y la fuerte voz del capitán Garfio, interpretado por Miguel Ángel Gamero, da escalofríos a los niños y adultos.

El productor, la directora y los actores reconocieron, tras el estreno de la obra, este pasado fin de semana, que traer a estos personajes creados por el británico John M. Barrie a Londres, el lugar que los vio nacer, es un proyecto muy osado.

"Y no sólo porque el público del West End londinense es uno de los más exigentes del mundo, sino porque les ofrecemos un Peter Pan con corazón latino, y en español", dijo Cristina Fargas, la directora artística del musical, quien es también la responsable del libreto adaptado del clásico británico.

Además, esta es la primera vez que Peter Pan, encarnado por Miguel Antelo, es interpretado en un escenario inglés por un hombre, ya que en el Reino Unido el mítico niño siempre ha sido representado por actrices, señaló Fargas, que interpreta en la obra a la mamá de Wendy, y a la narradora.

Destacó que ofrecer esta obra en Londres es "una manera de despedirse" de Peter Pan, el musical, creado por la compañía malagueña Theatre Properties, que lo ha presentado durante ocho años en España, donde ha sido visto por un millón de personas.

"Se nos ocurrió que una manera de despedirse de Peter Pan sería devolviéndolo a su casa", afirma Fargas, tras el estreno en el Garrick. "Es una manera de cerrar con broche de oro", dijo. Theatre Properties cederá los fondos que han recaudado en su primera función en Londres al Great Ormond Street Hospital. La eterna magia de Peter Pan se pone al servicio de los niños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios