'Picasso y los maestros', en París, se podrá visitar durante 72 horas seguidas

  • Se podrá acceder a la exposición que acoge el Grand Palais desde el 30 de enero al 2 de febrero sin interrupción

La exposición Picasso y los maestros permanecerá abierta las 24 horas del día del 30 de enero al 2 de febrero de 2009, con ocasión de su cierre definitivo, anuncio ayer la Unión de Museos Nacionales (RMN). La muestra reúne desde el pasado 6 de octubre en el Grand Palais más de 200 obras maestras de Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) y de otros grandes de la historia del arte, de Goya a Rembrandt, Renoir, Manet, Velázquez, Ribera, Cézanne o Van Gogh.

Hasta la fecha ha contabilizado más de 450.000 visitantes y es ya imposible reservar una entrada hasta el final de la exposición, el 2 de febrero, en sus horarios habituales. Fuentes del museo precisaron que, sin reserva previa, la espera a las puertas del Grand Palais suele durar una media de entre una y dos horas.

Para intentar satisfacer la demanda todavía pendiente, la Unión de Museos Nacionales promete cerrar con tres intensos nocturnos ininterrumpidos, que comenzarán el último viernes de enero para terminar el primer lunes de febrero, a las ocho de la noche. Pese a todo, la RMN recomienda reservar la entrada y el momento del día, la noche o la madrugada elegido para intentar ver "in extremis" Picasso y los Maestros.

Durante las vacaciones escolares, que en Francia comenzaron este lunes y concluirán el domingo 4 de enero, la muestra ampliará todavía más sus ya generoso horario habitual para abrir sus puertas a las nueve de la mañana y cerrarlas a las once de la noche. Salvo los días 24 y 31 de diciembre, que cerrará a las seis de la tarde y el 25 de diciembre que permanecerá cerrada, precisó la RMN.

El éxito de la exposición es tal que los tres museos coorganizadores, el Louvre, Orsay y Picasso de París, han pedido un reparto de beneficios -del 15% los dos primeros y de un 40% el tercero- del millón de euros que se calcula obtendrá la RMN.

La Unión de Museos Nacionales recordó que los acuerdos firmados con dichos museos no prevén un eventual reparto de beneficios y estimaron que "no hay motivo alguno" para renegociarlos.

Antes de idear la apertura final ininterrumpida, los organizadores esperaban recibir un total de 700.000 visitantes de mantenerse la tendencia como hasta entonces, sin que ningún evento imprevisto, positivo o negativo, viniese a modificarla.

La exposición ha sido posible gracias al préstamo excepcional de obras por parte de coleccionistas y museos de diferentes países, en particular los Museos del Prado de Madrid y Picasso de Barcelona, en España, y otras prestigiosas instituciones del Reino Unido y de Estados Unidos.

Además de la exhibición central del Grand Palais, Orsay y el Louvre organizan sendas muestras temáticas sobre el mismo tema que cerrarán al mismo tiempo.

El Museo del Louvre con una veintena de variaciones creadas por Picasso a mediados del siglo XX sobre el cuadro, Femmes d'Alger dans leur appartement (1834), de Eugène Delacroix.

El Museo de Orsay de la capital francesa con catorce de las veintiséis variaciones inspiradas al artista malagueño por el cuadro de Claude Manet Le déjeuner sur l'herbe (1863), además de otros óleos, dibujos, grabados y maquetas preparatorias realizados por el artista entre los años 1954 y 1962.

El Museo Picasso, cuya directora, Anne Baldasari, es la comisaria principal de la triple exposición, ha cedido gran número de obras al evento.

Otras muchas piezas del museo están de gira por el mundo durante los trabajos de rehabilitación en curso en el palacio parisiense donde tiene su sede.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios