La Plaza de la Victoria luce las esculturas recuperadas de Marino Amaya

  • El conjunto original, salvo dos piezas, había desaparecido tras diversos actos vandálicos

La Plaza de la Victoria de la capital malagueña, más conocida como el Jardín de los Monos, luce desde ayer la restauración de dos piezas escultóricas que modeló Marino Amaya en 1963 y el repuesto de seis nuevas que simbolizan igualmente a niños con juguetes. El citado Jardín de la Victoria, emblema del barrio y espacio histórico que a lo largo de su historia ha acogido desde certámenes de cante flamenco hasta los legendarios jardines con monos auténticos, contaba hasta ayer con dos figuras originales de bronce que no habían sido robadas, a diferencia del resto, de piedra, que habían desaparecido tras haber sufrido numerosos actos vandálicos. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, inauguró el nuevo conjunto escultórico, que devuelve parte de su esplendor y hace justicia a Marino Amaya, cuya obra se había visto tan injustamente maltratada en su ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios