Crítica de Cine

Polvo de estrellas

mi familia italiana

Comedia, Italia-España, 2014, 112 min. Dirección: Cristina Comencini. Guión: Giulia Calenda y C. C. Fotografía: Italo Petriccione. Música: Andrea Farri. Intérpretes: Virna Lisi, Marisa Paredes, Angela Finocchiaro, Valeria Bruni Tedeschi, Candela Peña, Pihla Viitala, Nadeah Miranda, Neri Marcorè, Jordi Mollà, Lluís Homar. Cine: Albéniz, Plaza Mayor.

Hija del gran maestro de la comedia italiana Luigi Comencini y hermana de la también cineasta Francesca Comencini, Cristina Comencini (El mejor día de mi vida, La bestia nel cuore, Bianco e nero) parece querer rendir en su noveno filme un homenaje a la historia del cine italiano a la que pertenece su estirpe con las formas y modos de una comedia de enredo familiar que tiene en su epicentro a la figura (ausente) de una vieja estrella del cine de los 60 y 70, un trasunto de Mastroianni y Gassman, cuyas viudas e hijas (cada una de distintas mujeres y algunas incluso desconocidas) se reúnen diez años después de su muerte para rendirle un homenaje y celebrar su legado.

Con un elenco coral que incluye a intérpretes italianos (Lisi, Finnochiaro, Bruni-Tedeschi, Marcoré) y españoles (Paredes, Peña, Mollá, Homar), Mi familia italiana se organiza como un vodevil en el que el tono caricaturesco de las situaciones y el tipismo de los personajes, la voluntad decididamente lúdica de un guión de entradas y salidas y una puesta en escena fluida, son los principales argumentos para el entretenimiento con un punto de nostalgia por las formas del pasado.

Casi todo queda supeditado así a la complicidad, las sorpresas y giros (bastante anunciados) y las prestaciones en modo histriónico-festivo de un reparto coral lanzado a las rencillas, los desagravios y las puyas de baja intensidad en el que tal vez el equipo español esté un poco por debajo de las naturales prestaciones carnavalescas de sus colegas italianos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios