El Premio Nacional de Poesía recae en Antonio Carvajal

  • El autor granadino se hizo con el galardón gracias a su último libro, 'Un girasol flotante'

El poeta Antonio Carvajal (Granada, 1943) fue galardonado ayer con el Premio Nacional de Poesía por Un girasol flotante, un galardón que le llega en un momento en el que se planteaba cuándo llega el momento de "callarse" para evitar una "poesía de viejo", que a veces puede malograr una carrera literaria. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte reconoció con el Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Poesía, dotado con 20.000 euros, a este autor de una extensa obra poética, que es además doctor en Filología Románica y miembro de la Academia de Buenas Letras de Granada.

Carvajal reconoció que, a punto de cumplir los 70 años, el galardón le ha llegado cuando reflexionaba sobre cuál debe ser el momento "adecuado" para callarse, aunque se ha mostrado convencido de que no le faltarán ganas de escribir. Autor de títulos como Tigres en el jardín, Serenata y navaja, Siesta en el mirador, Después que me miraste, Testimonio de invierno, Los pasos evocados, Diapasón de Epicuro, Una canción más clara, Cartas a los amigos y Pequeña Patria Huida, Carvajal está ahora a la espera de "encontrar las palabras" para hablar "de la gente nueva que disfruta, que tiene esperanza y alegría para proseguir". Y es que, insistió, "no quiero escribir un libro sobre la vejez elegíaca sino un canto a la vejez gozosa que contempla el milagro de la vida". Este es un tema que para el que busca las palabras, pues "un poema se hace con palabras, no con sentimientos. Son palabras que se juntan y significan de golpe lo que uno lleva dentro".

En la obra por la que obtuvo el Premio Nacional de Poesía, Un girasol flotante, Antonio Carvajal reflexiona "sobre el tiempo que se vive y los afectos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios