El Premio Velázquez reconoce a Cildo Meireles, maestro del arte conceptual

  • El creador brasileño, el séptimo que recibe esta distinción, dotada con 90.450 euros, fue una de las estrellas de la pasada edición de ARCO · El Ministerio de Cultura pretende cambiar las bases del galardón

El artista brasileño Cildo Meireles ganó ayer por unanimidad el Premio Velázquez de las Artes Plásticas 2008, un galardón dotado con 90.450 euros que reconoce el conjunto de la obra de un creador español o de la comunidad iberoamericana de naciones. El premio, que pretende convertirse en el Cervantes de las artes plásticas, concedido por primera vez en 2002, ha recaído hasta ahora en Ramón Gaya, Antoni Tapies, Pablo Palazuelo, Juan Soriano, Antonio López y Luis Gordillo.

Meireles, que ha expuesto, entre otros, en el museo Tate Modern de Londres, en el Museum of Modern Art de Nueva York y en el Macba de Barcelona, nació en 1948 en Río de Janeiro y está considerado uno de los líderes del arte conceptual en el mundo. Desde finales de los 60 ha creado esculturas e instalaciones en los que incorpora elementos de participación del público e investiga, fundamentalmente, en tiempo y espacio.

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, dio a conocer el nombre del galardonado en la sede del Ministerio, a la que asistieron también los miembros del jurado del premio. Molina anunció que, de cara a próximas ediciones, el propósito del Ministerio es aumentar la cuantía del premio hasta los 125.000 euros, así como cambiar las bases del galardón.

Los candidatos al premio Velázquez son propuestos por las academias de Bellas Artes, museos de arte moderno y contemporáneo, asociaciones de críticos de arte y otras instituciones vinculadas a las artes plásticas. El Museo Reina Sofía expondrá la obra del artista premiado, quien podrá elegir a otro creador menor de 35 años como receptor de la Beca Velázquez, dotada con 30.000 euros y de un año de duración. El jurado ha estado presidido por Ramón González de Amezúa, director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y han formado también parte de él Miguel Zugaza, director del Museo del Prado; el del Museo Reina Sofía, Manuel Borja Villel, y el anterior galardonado, Luis Gordillo.

Además, el jurado ha estado compuesto por Antonio Franco, director del Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo; José Teixeira Coelho, conservador jefe del Museo de Arte de Sao Paulo; Guillermo Solana, conservador jefe del Museo Thyssen Bornemisza; Estrella de Diego, historiadora del Arte; los críticos José Miguel Ullán y Ángel Kalenberg; Carlos Zurita, presidente de la Asociación de Amigos del Museo del Prado, y José Joaquín de Ysasi-Ysasmendi, presidente de la Asociación de Amigos del Reina Sofía.

La obra de Meireles destaca, además de por su intención conceptual, por su compromiso ético, social y político. Prueba de ello son sus exposiciones individuales en el Nuevo Museo de Arte Contemporáneo y el Museo de Arte Moderno, ambos de Nueva York, o su participación en la Documenta de Kassel de 1992 y, más recientemente, en la última edición de ARCO dentro del programa dedicado a Brasil. En la feria madrileña expuso "dos papeles que eran un dibujo figurativo de dos cabezas, un trabajo muy distinto dentro de su obra", según afirmó ayer Luis Gordillo. Una de las obras más conocidas de Meireles, que vive y trabaja en Brasil, fue el proyecto Coca-Cola, en 1970, que consistió en escribir en infinidad de botellas de esta marca la frase Yankees go home, y ponerlas en circulación nuevamente para proponer una reflexión sobre los medios y su politización.

A juicio del responsable del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, la trayectoria de Meireles se inscribe en la de artistas latinoamericanos como Lygia Clark, que "absorben la tradición europea y le dan la vuelta haciendo una interpretación muy moderna".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios