Primeras coplas en el Alameda

  • Hasta 38 agrupaciones participarán en la fase preliminar, que se prolongará hasta el próximo viernes

El concurso de agrupaciones arrancó la madrugada del pasado domingo con novedades en cuanto a su sistema de puntuación. Así, para llegar a la final contarán las actuaciones de la fase preliminar y de semifinales. A partir de ahí, las finalistas partirán de cero para alzarse con la victoria en la final del 25 de enero en el Teatro Cervantes.

En el Alameda, por su parte, ya se ha dado el pistoletazo de salida. La primera jornada tiene, tradicionalmente, como agrupación invitada, a la única murga infantil de la capital. Ésta no participa en concurso y está compuesta por una treintena de niños y niñas. Vienen disfrazados de personajes de cuento y se hacen llamar Érase una vez. En uno de sus pasodobles aludieron al poco interés que los mayores muestran en el carnaval infantil: "No hay quien se preocupe por los niños porque no hay cheque".

Tres murgas actuaron en la primera sesión. ¿Y a qué hora salgo yo? vienen caracterizados de oficinistas explotados y a los sones de la conocida copla ¡Que viva España! inician su repertorio: "Entre archivos, fotocopias y papeles/estoy currando tol día de sol a sol/yo madrugo más que el tío del pan bimbo/y el conde Drácula dormía más que yo". Los más buenos del Carnaval representan a un grupo de santos muy peculiares: San Fermín recuerda a un corredor pamplonica, San Marcos busca a su madre con el mono Amedio sobre el hombro y San Cristóbal luce volante en lugar del clásico halo, por ser patrón de los conductores. Los cuarto y mitad desarrollan su actuación en un mercado con ocho tenderos, seis clientas y un niño en cochecito. Éste último, digno de ser examinado. Dejaron claro que el coste de la cesta de la compra sube como la espuma: "Cuando estaba la peseta yo compraba de to/ y ahora para llenar mi carro me hace falta un riñón".

En la modalidad de comparsa, Casanova invadió de barroquismo veneciano el auditorio de la calle Córdoba y en el segundo de los pasodobles trató el tema de los nacionalismos en España: "Esas regiones lucharán por ser provincias/provincias por ser ciudades/las ciudades por ser barrios y los barrios por ser calles". Al final, concluye que la única patria fue el vientre de su madre. Creadores de fantasía llegó desde Marbella para mostrar sus creaciones artístico-literarias en las que incluso trataron la temática terrorista y llegaron a pedir "pena de muerte para el que prefiere vivir para asesinar". El guardián de la palabra vela para que nadie tergiverse y llene de hipocresía su templo. Hablaron sobre el tópico que parece que arrastrará Andalucía per secula seculorum: "Andaluz analfabeto/gente sin pena ni gloria/es el sambenito nuestro".

Por vez primera en la historia del concurso de agrupaciones carnavalescas, el pasado domingo, un representante de la corporación municipal se dirigió al respetable desde las tablas del Teatro Alameda y procedió a la apertura de la fase preliminar. Manuel Díaz, concejal de Urbanismo, sorprendió con su visita institucional y mostró su apoyo a la fiesta. La fase preliminar concluirá el próximo viernes tras asistir a la interpretación de las coplas puntuables de cada murga y comparsa -presentación, dos pasodobles, dos cuplés y popurrí-. Este año, además, participará un cuarteto, que actúa esta noche.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios