Regalado prefiere a los 'beatniks' antes que a los poetas del 27

  • Catedrático de la Universidad de Nueva York, reside en Estepona, donde ha escrito 'Leyendo a Baroja'

El catedrático emérito de la Universidad de Nueva York Antonio Regalado, que trató en EEUU a poetas del exilio español como Guillén y Salinas y fue amigo en Harvard y Yale de miembros de la Generación Beat opina que los beatniks eran más divertidos. "Los beatniks eran mi generación; eran más temerarios, se arriesgaban más y llevaban una vida menos cómoda", aseguró Regalado, establecido desde hace cuatro años en Estepona, donde ha escrito Leyendo a Baroja, en el que reúne recuerdos de su vida y de la de su padre, profesor republicano .

Nacido en Madrid en 1932, especialista en Galdós, Unamuno y Calderón, su otra devoción es Baroja, de ahí que en su último libro haya ido agrupando recuerdos al socaire de sus lecturas. "Baroja tiene lectores, la crítica no le hace mucho caso porque está en otra cosa, pero Baroja tiene lectores y sus libros se venden", señaló.

Tras dirigir unos cursos de posgrado para estudiantes americanos en Madrid en los 80, Regalado regresó en 1992 a EEUU, pero "allí ya estaba la costumbre de lo políticamente correcto, en la Universidad había un teléfono para delatar a los fumadores y los profesores dejaban abierta la puerta de sus despachos por la histeria del acoso sexual". Decidió marcharse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios