Repitiendo la misma frase durante hora y media

EEUU-México, 2010, 99 min. Thriller, terror. Dirección: Troy Nixey. Guión: Matthew Robbins, Guillermo del Toro. Música: Marco Beltrami. Fotografía: Oliver Stapleton. Intérpretes: Guy Pearce, Katie Holmes, Bailee Madison, Alan Dale, Julia Blake, Jack Thompson Joffé. Cines: Vialia, Plaza Mayor, Málaga Nostrum, Rincón de la Victoria, Miramar, El Ingenio, La Verónica, La Cañada y Gran Marbella.

Poco guión para 99 minutos de película. Y ese poco guión, además, resulta poco original. Casona gótica en la que ha pasado algo horrible hace años. Un sótano que no se debe encontrar y al que, si se diera con él, no se debe bajar; una rejilla que no se debe abrir; unas criaturas que no deben despertar… A nadie sorprenderá que en el presente la casona esté siendo restaurada por una pareja formada por un arquitecto y una decoradora (no es en esta unión en lo que reside el horror y el terror de la película, no se preocupen) a los que se añade la hija de él, fruto de un matrimonio anterior.

Como se pueden imaginar la niña descubrirá el sótano, bajará a él y abrirá la trampilla para que las criaturitas vuelvan a sembrar el terror. No digo yo que el canadiense Troy Nixey carezca de talento. Guillermo del Toro vio su cortometraje Latchkey's Lament y quedó tan convencido que lo contrató para dirigir esta película. El problema es que a del Toro se le olvidó escribir el guión. O que confió tanto en la situación inicial -la casa fantasma, la niña, las criaturas- que él y su amigo Matthew Robbins (cabe preguntarse por qué cuatro manos para tan poco guión) creyeron que bastaba estirar como chicle las previsibles escenas de tensión y espera del sobresalto: la niña en su dormitorio… en el sótano… en el cuarto de baño… Y las criaturitas al acecho… No hay personajes, ni desarrollos, ni sorpresas. Aunque se agradece el correcto estilo de Troy Nixey, alejado en casi todo momento de vulgaridades y truculencias. Esto convierte a esta cinta en la pulcra caligrafía de una misma frase repetida durante hora y media.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios