Rubianes llora en el Cánovas su 'requiem' a Federico

  • El director presenta en el teatro malagueño hoy y mañana su obra 'Lorca eran todos' a modo de homenaje

Comentarios 0

El año pasado, el espectáculo Lorca eran todos, creado y dirigido por Pepe Rubianes (popular a raíz de su trabajo como actor en películas y series televisivas como Maki Navaja), se vio envuelto en una agria polémica: Rubianes realizó durante una entrevista en televisión unas declaraciones rabiosas y virulentamente contrarias a la España centralista (o la "España negra", según quiso aclarar él mismo más tarde) y levantó una polvareda cuya consecuencia más grave fue la imposibilidad de subir el montaje a las tablas del Teatro Español de Madrid. La obra se vio así envuelta en acusaciones que la han afectado sensiblemente de cara a la opinión pública desde entonces. Hoy (a las 21.00) y mañana (a las 19.30), el público malagueño tendrá oportunidad de encontrarse con la obra sin mayores circunstancias (por fortuna) en el Teatro Cánovas, en su atalaya de la Plaza de El Ejido.

Lorca eran todos es, ante todo, un homenaje al poeta y a los "demócratas fusilados", según el propio Rubianes, durante la Guerra Civil. Su estructura está planteada como un documento escénico a partir de textos de historiadores como Agustín Renón, Ian Gibson y Eduardo Molina, y cuenta en su reparto con diez actores y una bailarina, que interpretan a los distintos personajes que se cruzaron en los últimos días de vida del granadino. "Federico siempre ha ejercido sobre mí un embrujo fascinante", apunta Rubianes, tanto que "su vida, su obra y hasta su muerte, que me impresionó sobremanera, han marcado en cierta forma mi afición literaria". Lorca eran todos es una respuesta "al asco que sentí cuando supe cuál fue su final". Dicho queda.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios