Propiedad intelectual

La SGAE reclama 95 euros a un instituto para representar una obra de Lorca

  • El Centro Dramático Nacional, propietario de los derechos de 'Bodas de sangre', ha autorizado la representación

Comentarios 4

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) reclama al Instituto de Educación Secundaria Ramón Menéndez Pidal-Zalaeta de A Coruña la cantidad de 95 euros como canon para que sus alumnos puedan representar la obra Bodas de sangre, de Federico García Lorca.

En declaraciones a Efe, la vicedirectora del centro, Alicia Veres, afirmó que la dirección, los padres, los profesores y los alumnos del instituto están "indignados" por considerar "maltrato" a los escolares la actitud de la SGAE.

La asociación que recauda el canon de los derechos de autor desautorizó la representación de esta obra el próximo día 19 en el Fórum Metropolitano, salvo que abonen 95 euros, sin decir "en calidad de qué ni para qué", indicaron las mismas fuentes.

Veres indicó que la indignación no viene por el pago de la SGAE, aunque consideró "bastante grave" que se tenga que pagar para hacer una representación escolar, sino por el trato recibido.

Según explicó la vicedirectora, el director de la obra, Javier Fernández Mariño, envió la solicitud directamente a la delegación territorial de la SGAE en Santiago de Compostela y ayer mismo recibió la respuesta de la institución con la negativa, alegando que los derechos pertenecían a una compañía privada.

Como la SGAE no quiso comunicar de qué compañía se trataba, señaló Veres, desde el instituto tuvieron que investigar, hasta que descubrieron que los derechos de la obra los tenía el Centro Dramático Nacional. Desde la dirección solicitaron la autorización al Centro Dramático Nacional para poder representar la obra, que, sin poner ningún reparo, se la envió por correo electrónico.

"Ellos se portaron muy bien con nosotros", afirmó Alicia Veres, quien ahora confía en que el Ayuntamiento dé marcha atrás y, con la autorización de los dueños de los derechos, permita representar la obra en el lugar y la fecha previstos.

"No se puede tirar por la borda el trabajo que con tanta ilusión y tantas ganas realizaron los alumnos y los profesores" que, como recordó, dedicaron muchas horas de su tiempo de ocio a la puesta en marcha de la obra y que, tras el anuncio de la SGAE "quedaron bastante chafados".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios