Saga en abismo

Terror, EEUU, 2011, 103 min. Dirección: Wes Craven. Guión: Kevin Williamson. Fotografía: Peter Deming. Música: Marco Beltrami. Intérpretes: Neve Campbell, Courteney Cox, David Arquette, Emma Roberts, Marley Shelton, Hayden Panettiere, Adam Brody, Mary McDonnell, Anthony Anderson, Rory Culkin. Cines: Larios, Málaga Nostrum, Rosaleda, Vialia, Plaza Mayor, Rincón de la Victoria, Alfil, Plaza del Mar, La Cañada y Gran Marbella,.

Once años después de la última entrega de Scream, película clave en la refundación popular del género de terror adolescente en la década de los 90, Dimension Films vuelve a reunir a sus protagonistas originales, el veterano especialista Wes Craven (Las colinas tienen ojos, Pesadilla en Elm Street, El sótano del miedo), el guionista Kevin Williamson, el compositor Marco Beltrami y a tres de sus estrellas, Neve Campbell, Courteney Cox y David Arquette, para poner a prueba la consistencia de la franquicia cuando varias decenas de títulos posteriores han vuelto una y otra vez sobre unos mismos esquemas, personajes, ambientes, asuntos y resoluciones hasta convertir la fórmula en una suerte de autoparodia constante.

Es precisamente ese carácter metacinematográfico, distanciado y autorreferencial el que articula una cuarta entrega que se debate entre la posibilidad del relevo generacional en la era de los móviles con videocámara, Youtube y Facebook o la resurrección heroica de las viejas glorias del cuchillo y el teléfono fijo, expuestas ya para todo tipo de chistes privados sobre su caducidad, como garantía de supervivencia y futuro para la saga.

Haciendo de la nostalgia auténtica papilla posmoderna para una nueva digestión, lo mejor de esta Scream 4 nace de su propia autoconciencia cinéfila manejada como argumento explícito, a saber, de la habilidad de Williamson y Craven para hacer de sus muchos y visibles trucos de oficio el principal atractivo de una función destinada a seguir alimentando el género en esta nueva década.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios