Saludos, R. Crumb

Robert Crumb. Dolmen. 290 páginas. 19,95 euros.

Pensando en la mezcla de cómic, genios y textos biográficos me ha venido inmediatamente a la cabeza Tus ganas de vivir me horrorizan, la entrañable antología de correspondencia de Robert Crumb publicada hace ya tres años por la mallorquina editorial Dolmen. El citado libro es la versión española de Your Vigor of Life Appalls Me (Fantagraphics, 1998), un excelente trabajo de edición, selección y compilación de 50 de las cartas escritas por Crumb a sus amigos Marty Pahls y Mike Britt entre los años 1958 y 1977. En palabras de la editora Ilse Thompson: "Estas cartas abarcan los años en los cuales el marginado e introvertido del instituto emergió al estrellato como el más afamado y controvertido dibujante de cómics contraculturales de Estados Unidos". Thompson explica en una breve nota previa que la mayoría de las cartas incluidas en el libro fueron manuscritas por Crumb, y aunque muchas de ellas han acabado transcritas para facilitar la lectura las "más profusamente ilustradas han sido publicadas en su formato a mano original". Tus ganas de vivir me horrorizan reproduce también "todos los dibujos que aparecen en los márgenes de las cartas", de modo que el libro contiene numerosas ilustraciones, para deleite de los lectores.

Como todo el mundo sabe, Crumb (Filadelfia, 1943) es uno de los más grandes genios que ha dado el medio de la historieta en sus doce décadas de existencia oficial, y resulta un verdadero privilegio poder asomarse a su psique por espacio de unas horas. Estas 50 cartas, son un puñado de documentos íntimos de un autor irrepetible, páginas tiernas y obsesivas sobre tebeos, coleccionismo, música, la pasión por el dibujo, las ambiciones y el sentido de la vida. Como dice el propio Gary Groth en su introducción: "Robert Crumb es el dibujante más autobiográfico y el que más ha mostrado de sí mismo, por lo que quizá sorprende hasta qué punto estas cartas iluminan su vida, en especial su temprano desarrollo artístico e intelectual".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios