El español Samuel Aranda gana el World Press Photo

  • El fotoperiodista obtiene el galardón por una instantánea sobre las revueltas en Yemen durante la 'primavera árabe'.

Comentarios 3

El fotógrafo español Samuel Aranda ha sido proclamado este viernes vencedor del World Press Photo, el más importante certamen mundial de fotoperiodismo, por la imagen de un herido en las revueltas de Yemen que es abrazado por una mujer con velo. La instantánea ha sido elegida entre más de 100.000 imágenes realizadas por un total de 5.247 fotógrafos provenientes de 124 países de todo en mundo. En la fotografía, con una composición que recuerda a la escultura La piedad de Miguel Ángel, contrasta el negro del niqab (el velo islámico que cubre todo el rostro a excepción de los ojos) con el cuerpo desnudo del joven herido que está en los brazos de la mujer.

Según el miembro del jurado Koyo Kouoh, la instantánea refleja la situación vivida durante las revueltas árabes que han llenado las portadas de los diarios internacionales.

"Refleja a Yemen, Egipto, Túnez, Libia, Siria, a todo lo que ha ocurrido durante la primavera árabe", según Kouoh. Entre las fotografías ganadoras en esta edición hay varias imágenes de la primavera árabe, del conflicto en Afganistán y del terremoto y maremoto que asolaron Japón en marzo. El presidente del jurado, Aidan Sullivan, también resaltó que en la elección de esta fotografías se quiere prestar atención al "alto precio que los fotógrafos tienen que pagar a veces" cuando realizan su trabajo

La instantánea ganadora fue publicada por el diario The New York Times el pasado 15 de octubre. Aranda obtiene con el galardón 10.000 euros y una cámara digital con un lote de objetivos y accesorios de última generación.

Aranda explica cómo ese instante captado por su cámara apenas duró un minuto, ya que rápidamente el hombre fue atendido por los servicios médicos. Según el galardonado, que vive en Túnez desde hace un año, el herido que aparece en la fotografía fue alcanzado por el fuego de los francotiradores que reprimían las manifestaciones en Saná contra el régimen del presidente Alí Abdalá Saleh. El hombre, según el fotógrafo español, estaba intoxicado por los gases lanzados contra los manifestantes y había recibido un disparo en la pierna.

El fotógrafo -que actualmente trabaja para el diario The New York Times y el Magazine de La Vanguardia- confía en que el premio que le ha sido concedido sirva para volver a llamar la atención sobre la situación en Yemen, donde continúa la crisis iniciada hace un año con la revuelta popular contra el régimen de Saleh. "Lo importante en esta historia es la mujer y lo que pasa en Yemen. Nosotros documentamos. No somos artistas", subraya.

Aranda -nacido en 1979 en la ciudad barcelonesa de Santa Coloma de Gramanet- comenzó su carrera con 19 años trabajando para El País y el Periódico de Cataluña. Con sólo 21, viajó a Oriente Medio para documentar el choque palestino-israelí para la agencia EFE, y posteriormente cubrió conflictos para diferentes medios en Pakistán, Líbano, Irak, Marruecos o China, entre otros países.

Otro español, Joan Costa, fue galardonado con el segundo premio en la categoría Naturaleza, con una instantánea de un invertebrado en el Océano Pacífico que fue tomada durante la expedición oceanográfica Malaspina 2010, organizada por el Ministerio español de Ciencia e Innovación con el fin de estudiar el impacto del cambio climático en el ecosistema del océano.

Junto a las revueltas árabes, la catástrofe del terremoto y tsunami en Japón han sido los dos temas más presentes de las fotografías de esta edición del World Press Photo, donde además se han premiado imágenes reflejando la cara más social de la crisis económica. El certamen concedió el segundo premio al francés Denis Rouvre por un retrato de una mujer que perdió todas sus posesiones en Japón en marzo de 2011. El tercer premio recayó en el fotógrafo estadounidense David Goldman por una instantánea titulada Afganistán en la que aparece un soldado canadiense tocando la batería. Esta 55 edición del certamen también distinguió con el tercer premio en la categoría Historias Contemporáneas al mexicano Pedro Pardo por una sobrecogedora instantánea sobre la guerra al narcotráfico en México.

En total se han concedido premios a 57 fotógrafos de 24 nacionalidades cuyas imágenes han sido seleccionadas entre más de 100.000 fotografías realizadas por 5.247 profesionales provenientes de 124 países de todo en mundo. La exposición itinerante con las fotografías premiadas se abrirá en la Iglesia Vieja de Amsterdam el próximo 20 de abril, y a partir de junio se mostrará en más de 100 ciudades de todo el mundo. Creado en 1955, el World Press Photo pretende "alentar estándares de calidad más altos en el fotoperiodismo y promover el libre intercambio de información", así como apoyar a dicho gremio en todo el mundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios