Saramago apela a la "inteligencia viva" para luchar contra la Iglesia

  • La última novela del Nobel luso, 'Caín', sale hoy a la venta en español, portugués y catalán · El escritor desgrana el mito bíblico desde una óptica nada religiosa

Caín, la nueva novela del Nobel luso José Saramago, sale a la venta hoy jueves en español, portugués y catalán tanto en la Península Ibérica como en América Latina, aunque el autor ha escogido su propio país para presentarla.

La esposa y traductora al español del escritor, Pilar del Río, confirmó que Saramago hará la presentación de su obra el domingo en un festival literario en el norte de Portugal. Casi un año después de publicar El viaje del elefante, Saramago cambia su registro irónico y cervantino por una novela de ficción que desgrana el mito bíblico de Caín desde una óptica en nada religiosa, que recuerda a su controvertida El evangelio según Jesucristo (1991), obra que desató la polémica en Portugal, de fuerte tradición católica.

El libro es "literatura en estado puro" que no dejará a nadie "indiferente", comentó Pilar del Río. Saramago empezó a preparar la obra hace años, aunque no se puso a escribirla hasta diciembre de 2008 y la acabó en apenas cuatro meses.

El Nobel acusó ayer al papa Benedicto XVI de "cinismo". "Que Ratzinger tenga el valor de invocar a Dios para reforzar su neomedievalismo universal, a un Dios que jamás ha visto, con el que nunca se ha sentado a tomar un café, demuestra solamente el absoluto cinismo intelectual del personaje", dijo Saramago en un coloquio con el filósofo italiano Paolo Flores D'Arcais, que publicó ayer Il Fatto Quotidiano, en coincidencia con su visita a Roma.

Saramago visitó la capital italiana para presentar su libro y reunirse con amigos italianos, como la Premio Nobel de Medicina 1986 Rita Levi Montalcini. El escritor aseguró que él es un ateo "tranquilo", pero que ahora está cambiando de idea. "A las insolencias reaccionarias de la Iglesia católica hay que responder con la insolencia de la inteligencia viva, del buen sentido, de la palabra responsable. No podemos permitir que la verdad sea ofendida todos los días por presuntos representantes de Dios en la tierra a los que en realidad sólo interesa el poder", afirmó.

Según Saramago, a la Iglesia le importa pocos el destino de las almas y lo que siempre ha buscado es el control de sus cuerpos. "La razón -añadió- puede ser una moral, usémosla". A la pregunta de si el escaso compromiso de escritores e intelectuales puede ser una de las causas de la crisis de la democracia, el escritor luso dijo que sí, pero que no sólo, ya que es toda la sociedad la que está en esas condiciones y ello lleva a una crisis de autoridad, de la familia, de las costumbres, una crisis moral en general.

Saramago advirtió que en Europa está creciendo el fascismo y se mostró convencido de que en los próximos años "atacará con fuerza", por lo que -señaló- "tenemos que prepararnos para afrontar el odio y la sed de venganza que los fascistas están alimentando".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios