Y Sartre acampó entre nosotros (modo vertical)

Festival de Teatro. Teatro Echegaray. Fecha: 6 de febrero. Compañía: Teatro del Gato. Dirección: Rafael Torán. Texto: Jean Paul Sartre (traducción de Alfonso Sastre). Dramaturgia: Miguel Palacios. Reparto: Raúl Zajdner (Dj), Antonio Salazar, María Bravo y Rocío Rubio. Aforo: Unas 120 personas (unos tres cuartos de entrada).

Viendo A puerta cerrada me acordé de un chiste que algunos cuentan como verídico. Dicen que en su juventud John Wayne protagonizó un montaje de Hamlet y que, al terminar la función, el público estalló en un sonoro abucheo. La futura estrella del western se encogió de hombros y replicó: "¿Y a mí qué me cuentan? Yo no escribí esta mierda". La puesta en escena de la obra de Sartre que firma Rafael Torán está repleta de buenos hallazgos: la presidencia de la escalera, más allá de la supuesta extracción de la performance violenta vienesa (tampoco era cuestión de armar una orgía de sangre, en plan Hermann Nitsch), funciona en la composición del espacio y, frente al horizontalismo propugnado por Sartre, revela jugosos vínculos entre los personajes. Precisamente, el trabajo actoral es el gran valor de este montaje, con potentes interpretaciones individuales y una sugerente inspección de las posibilidades físicas que tal vez tendrían que haber ido a más (es en la interacción directa donde el juego dramático más reluce). La delimitación angustiosa del espacio está bien lograda, aunque la permanente actuación del Dj resta eficacia a la ambientación, cargada de intenciones, que genera una iluminación discursiva y precisa. Pero el chiste de John Wayne venía a cuento de que, tal vez, el peor enemigo de este montaje es el propio Sartre; o, mejor, una posición demasiado reverencial hacia el texto original. La idea de trasladar cada réplica, respetada a veces hasta las comas, a un marco escénico distinto, es interesante, insisto; pero habría merecido que se le guardara menos respeto al profeta existencialista. Al final, los hallazgos se desinflan y aflora el tedio. Será que uno es camusiano y considera deleznable la idea de que el infierno son los otros. Pero yo tampoco escribí esta mierda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios