Segundo intento

  • Louis Leterrier firma 'El increíble Hulk', una nueva aproximación al héroe de la factoría Marvel

Han pasado cinco años desde que Ang Lee estrenó su personal y controvertida visión de Hulk. Ahora llega otra cinta con el mismo personaje, no se sabe muy bien si una continuación o una nueva aproximación al héroe de Marvel, con un título más contundente (El increíble Hulk), un director más comercial (Louis Leterrier) y un protagonista poco acostumbrado a participar en taquillazos (Edward Norton).

La historia

Sea o no una secuela al uso, el caso es que la historia de este filme es bastante posterior a la radiación que convierte a Bruce Banner en un coloso cada vez que sufre, teme o se enfada. El científico lleva años recluido, alejado de la mujer que ama, Betty Ross (interpretada ahora por Liv Tyler), y sobre todo escondido del Ejército que le busca para aprovecharse del poder de Hulk (y que ahora está liderado por un general Ross al que encarna William Hurt) mientras trata de hallar una cura que purgue de su organismo esa criatura que es incapaz de controlar. Pero mientras él investiga, el general ha creado una especie de virus capaz de convertir a cualquiera que se lo inyecte en una bestia aún más peligrosa que Hulk. Un soldado adicto a la batalla y a la muerte, interpretado por Tim Roth, se ofrece a probar el fármaco, que le transformará en algo más grande, fuerte, poderoso y letal que La Masa, algo llamado Abominación.

Antecedentes

Nacido en la prolífica casa Marvel en los años 60, Stan Lee creó a Hulk, o La Masa, como le conocen los lectores españoles, como un cruce entre Frankenstein y el doctor Jeckyll y su amigo Mr. Hyde. Pese a que casi desde su nacimiento ha sido uno de los personajes más queridos por los aficionados a los cómics, no ha tenido demasiada fortuna en su adaptación a la pantalla. Aparte de la ya clásica serie de los años 80 (con Lou Ferrigno en el papel de Hulk y Bill Bixby en el de su alter ego humano, el doctor Banner), que dio lugar a varios filmes para la pequeña pantalla, Hulk entró en el siglo XXI sin una versión digna de su envergadura (nunca mejor dicho).

Pero no fue por falta de ganas. Desde los años 90 rondaba por Hollywood un proyecto para llevar al cine las aventuras de La Masa, que en principio iba a tener el rostro de Johnny Depp. Numerosos retrasos motivados por cambios en el reparto, en el guión, en la dirección y por la necesidad de perfeccionar los efectos especiales para que Hulk fuese real fueron posponiendo el rodaje hasta que cayó en manos de Ang Lee. Aunque no parecía, a priori, la elección más idónea, el taiwanés acababa de rodar Tigre y dragón e incluso rechazó dirigir Terminator 3 para dedicarse a La Masa, lo que, unido a su propósito de narrar con emoción y seriedad la tragedia que yace en la historia de Bruce Banner, aplacó a los fans. Tras considerar a Billy Crudup (Big Fish), Tom Cruise, Steve Buscemi, Jeff Goldblum y hasta David Duchovny, finalmente fue un entonces semidesconocido Eric Bana el encargado de interpretar al científico, acompañado en la pantalla por Jennifer Connelly, Nick Nolte y Sam Elliot.

Sin embargo, pese al reparto, al director y al despliegue de efectos visuales, la cosa no terminó de cuajar. Aunque tiene sus defensores, el Hulk de Ang Lee, estrenado en 2003, tiene sobre todo detractores, que precisamente criticaron la excesiva seriedad que desvirtuaba la historia e incluso la esencia del personaje y que le otorgaron el dudoso récord de pasar de un primer puesto en la taquilla a perder un 70% de su recaudación en su segunda semana en las salas.

El proyecto

Curiosamente uno de los que hicieron la prueba para el filme de Ang Lee fue Edward Norton, un actor que escoge con tanto cuidado sus papeles que a veces pasa años enteros sin participar en ninguna película. Por eso llama tanto la atención que un hombre así se una al reparto de una cinta palomitera. Como es habitual en él, Norton ha reescrito buena parte del guión de este El increíble Hulk, ayudado, o eso dicen, por Zak Penn, un escritor cuya filmografía va de El último gran héroe a las dos últimas entregas de X-Men, pasando por Elektra. Pero no se ha conformado con reescribir la historia, sino que también ha pretendido participar en el montaje final, algo que no ha gustado demasiado a la productora, Marvel (que se ha encargado de la financiación, como ya hizo con Iron Man), que se enzarzó en un conflicto con Norton y el director que llevó a ambos a ausentarse de la promoción de la película después de que la productora decidiese cortar secuencias clave, según Norton, para explicar la evolución de los personajes.

Al margen de las diferencias creativas, Norton aparece muy bien acompañado, porque a los ya mencionados Tyler, Roth o Hurt se unen cameos como los de Lou Ferrigno, el omnipresente Stan Lee y hasta Robert Downey Jr. (Tony Stark/Iron Man).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios