La Seminci mantendrá el homenaje al prolífico realizador y mostrará sus películas "esenciales"

  • La Semana de Cine de Valladolid estrenará en España su última cinta, 'Bellamy', con Depardieu

La muerte de Claude Chabrol ha dejado huérfana a la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que celebrará su próxima edición del 23 al 30 de octubre. Su director, Javier Angulo, expresó ayer la consternación de los organizadores por la pérdida del realizador francés y afirmó que el certamen mantendrá el homenaje previsto tanto a su persona como a su filmografía. Así, se proyectará el ciclo Universo Chabrol, con una selección de las 14 películas "más esenciales" de su trayectoria, que abrió en 1958 con El bello Sergio y cerró en 2009 con Bellamy, protagonizada por Gérard Depardieu, inédita en España y que se proyectará el 29 de octubre. El homenaje, gestado desde hace casi un año, incluirá la edición del libro Claude Chabrol: la mirada del entomólogo, a cargo de Carlos Heredero.

Admirador de la literatura clásica de su país, Chabrol filmó una veintena de series de televisión y 60 películas. Fue gracias a una herencia recibida por su primera mujer, Agnes Goute, que pudo realizar El bello Sergio, Oso de Oro en la Berlinale. El éxito de este filme y de Los primos le permitió rodar su primera película en color en 1959, Una doble vida. Más tarde, se divorciaría para casarse con la actriz Stéphane Audran, que sería una de sus intérpretes fetiche en La mujer infiel, El carnicero y Al anochecer.

Chabrol pintó con crueldad y desmesura las costumbres y comportamientos de la burguesía de provincias. Con Violette Nozière (1978), célebre envenenadora parricida de los años 30, contribuyó a revelar el talento de la actriz francesa Isabelle Huppert, a quien confió luego el papel estelar en otras cinco películas, entre ellas Un asunto de mujeres, La Ceremonia y, en 2000, Gracias por el chocolate.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios