El Senado pide a la RAH que cese la difusión del Diccionario Biográfico

  • El organismo quiere que la comunidad científica evalúe la obra · Los portavoces, a excepción del PP, criticaron algunas biografías

La Comisión de Educación del Senado acordó ayer pedir a la Real Academia de la Historia (RAH) que paralice la difusión en España y el extranjero de su Diccionario biográfico español tras la polémica suscitada por algunas de sus entradas, como la de Francisco Franco.

Todos los grupos parlamentarios, a excepción del popular, han consensuado una enmienda transaccional a la moción presentada por Entesa Catalana de Progrés, por la que se insta al Gobierno a reiterar el requerimiento realizado por el Ministerio de Educación a la RAH para que adopte las medidas oportunas para revisar y en su caso corregir inmediatamente aquellas entradas del diccionario que se han apartado del necesario rigor y objetividad.

La moción, aprobada por 13 votos a favor y 12 en contra, pide que se paralice la difusión del diccionario elaborado por la RAH hasta que exista un pronunciamiento al respecto de la comunidad científica.

El pleno de la Academia acordó el pasado día 17 constituir la comisión que se encargará de revisar el diccionario y que estará integrada por Miguel Artola, Juan Pablo Fusi y Carmen Sanz.

Los portavoces, a excepción del grupo popular criticaron algunas de las biografías incluidas en el diccionario, entre ellas la de Franco, escrita por Luis Suárez, que afirma que el general "montó un régimen autoritario pero no totalitario". En la defensa de su moción, el portavoz de ICV Joan Saura consideró que estas entradas del diccionario han causado un escándalo no solo nacional sino internacional, aunque reconoció el trabajo realizado por la mayoría de los historiadores en esa publicación. Saura valoró esta obra como algo impropio de una democracia, "no sólo por lo que dice sino por lo que no dice" ya que, ha criticado, no dice nada de la represión franquista.

"Lamento que en el siglo XXI tengamos que discutir cosas como éstas", señaló el senador de ICV, que dijo que hubiera deseado que todos los grupos hubieran apoyado la enmienda transaccional.

El portavoz del PP, Adolfo Abejón consideró sorprendente que "quienes acusan a la Real Academia de la Historia de reescribir historia son precisamente quienes la tratan de reescribir cada día desde la llamada ley de la Memoria Histórica".

"Debemos repudiar la biografía de Carrillo porque no habla del doloroso episodio de Paracuellos del Jarama? O la biografía de González porque no habla de los GAL o de la corrupción? Pues no", sostuvo Abejón, quien defendió dejar "la historia a los historiadores" y que el pluralismo recoja las "diferentes sensibilidades historiográficas".

Para el senador popular, "estas cosas de la Historia son dolorosas para unos, para otros también". "Todos hemos superado magníficamente la Transición y todos tendríamos aquí anécdotas desgraciadamente del pasado que no vienen a resolver nada para el futuro".

El portavoz socialista, Juan Cardona recordó que el convenio suscrito entre el Gobierno y la RAH señala que cada nueva entrada que se realice en el diccionario debe dar una visión ecuánime del personaje sobre el que se escribe su biografía.

Cardona recordó que el Ministerio de Educación ya ha requerido a la RAH para que adopte las medidas oportunas para revisar y, en su caso, corregir, las entradas que carezcan de rigor histórico y que la Academia se ha mostrado dispuesta a admitir en algunas de ellas "otro planteamiento historiográfico".

Por ello y hasta que el próximo mes de octubre se cuente con el primer trabajo de la comisión, el portavoz socialista consideró aconsejable la paralización de la difusión del diccionario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios