Sevilla se rinde ante el embrujo de Rocío Molina y su baile de madurez

  • La malagueña presentó ayer dentro de la Bienal su montaje 'Cuando las piedras vuelen'

Comentarios 1

La bailaora malagueña Rocío Molina puso ayer en pie el Teatro de la Maestranza de Sevilla, donde presentó su último espectáculo, Cuando las piedras vuelen, dentro de la programación de la Bienal de Flamenco de la capital hispalense. Molina, que estrenó este montaje en Madrid el paso mes de abril, conquistó una vez más al público sevillano con una propuesta decididamente madura, donde se dieron cita tanto la tradición de determinados palos clásicos del flamenco y precisas miradas a las inquietudes de la danza contemporánea. Dirigido por Carlos Marquerie, Cuando las piedras vuelen es, precisamente, una reflexión estética sobre la madurez, de escenografía sencilla aunque rico en recursos visuales , y en el que el silencio ocupa un espacio esencial. Con este éxito en Sevilla, la malagueña continúa un año lleno de triunfos desde Nueva York a Oriente Próximo, donde realizó una gira reciente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios