Sevilla no entiende que se quede sin el Thyssen

  • La delegada de Cultura hispalense criticó que la Fundación trasladase la ubicación del museo de la baronesa a Málaga

La delegada de Cultura en el Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, aseveró ayer que la Fundación Thyssen-Bornemisza "no han explicado suficientemente" las razones por las que finalmente descartó que la capital hispalense acogiera parte de la colección de la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza, que finalmente fue a Málaga. Según apuntó Montaño, en principio "se partió de una disposición favorable por parte de los responsables de la colección", pero "por razones que no se han explicado suficientemente declararon que no les interesaba la ciudad" para depositar parte de su colección.

En este sentido, quiso poner de manifiesto que "Sevilla no era incompatible con Málaga" y subrayó que "no debe quedar en la opinión pública la idea de que la colección finalmente no vino a la capital hispalense porque fue a Málaga, porque si fuera así haríamos un flaco favor a la a armonía de la comunidad y al respeto que le tenemos a la ciudad malagueña".

"Nunca estuvo planteado que la colección fuera a una ciudad o a otra, ya que existía la posibilidad de que fuera a ambas ciudades", incidió Montaño, quien desveló que en Sevilla se le ofrecieron varios escenarios, como la Casa Murillo, el Monasterio de Santa Clara o el Pabellón de México.

El Instituto Municipal de la Vivivienda adjudicó el pasado mes de octubre las obras para la construcción del Museo Thyssen en el Palacio de Villalbón de Málaga a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Contrat, Ingeniería y Obras SA,HermanosCampano SL y Obras con Huarte Laín, por un total de 11.4000.846 euros. El plazo de ejecución de los trabajos es de 15,5 meses.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios