Silvia Abascal agradece las muestras de afecto mientras aguarda su operación

  • La actriz será intervenida de una malformación vascular congénita a raíz de una hemorragia cerebral

La actriz Silvia Abascal, que permanece ingresada en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid para ser operada de una malformación vascular congénita que le causó una hemorragia cerebral hace dos en semanas en Málaga, durante la cena de clausura del Festival de Cine Español, afirmó ayer en Facebook que las muestras de afecto recibidas "están siendo todo un derrame emocional". "Gracias... gracias de corazón. Por todo este tsunami de deseos, ánimos, calor y respeto. Sentiros tan cerca y presentes en estos días previos a mi operación, está siendo todo un derrame emocional", escribió la actriz de 32 años por medio del teléfono móvil en su página de la conocida red social.

Abascal dijo que le tocó "un viaje difícil", pero tiene "la maleta cargada de fuerza". "Rodeada de amor, alejada de miedos. Confiando en la vida. Voy a luchar como una leona. Con todas las manos fuertes que me sostienen, agarran y empujan... no tengo excusa para no volver a levantarme y seguir dando guerra", prosigue el agradecimiento de Abascal a sus seguidores y amigos en Facebook.

Abascal sufrió el pasado 2 de abril un derrame cerebral cuando participaba en el Festival de Cine Español de Málaga y estuvo ingresada cinco días en la UVI del Hospital Carlos Haya de esa ciudad andaluza, desde donde fue trasladada Gregorio Marañón de Madrid, donde está siendo tratada.

Protagonista de largometrajes como La dama boba, El tiempo de la felicidad y la ópera prima de Inés París y Daniela Fejerman, A mi madre le gustan las mujeres, la actriz ha estado nominada a los premios Goya en dos ocasiones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios