Tabletom apunta a la reválida con la nueva voz de Tony Moreno

  • La banda malagueña actuará el día 14 en el Cervantes con Zenet como invitado

Tony Moreno, cantante de la banda granadina Eskorzo, asume ahora el reto de suplir a Roberto González Rockberto, fallecido el pasado junio, como vocalista de Tabletom, que presentará su nuevo sonido en un concierto el 14 de marzo en el Teatro Cervantes de Málaga y prepara ya su próximo disco. "Para mí ha sido una experiencia fantástica el hecho de que contara conmigo un grupo que ha sido una influencia desde que empecé con la música, aunque desgraciadamente haya tenido que ser por la desaparición de Roberto, al que admiraba como cantante y artista", afirmó ayer Tony Moreno en rueda de prensa.

Inicialmente, le "intimidaba" un poco lo que pudiera pensar el público al suplir "a un personaje tan carismático como Roberto", pero considera que "hay que obviarlo", porque han decidido seguir adelante con Tabletom "para seguir haciendo canciones con esas letras tan poéticas". Por su parte, el guitarrista Perico Ramírez, uno de los componentes originales de la banda malagueña, con 35 años de carrera a sus espaldas, se mostró ayer "muy ilusionado" por esta nueva etapa "después de un personaje como Roberto". "Teníamos pensado en principio quizás dejar Tabletom y hacer otras historias musicales, pero lo de cruzarse Tony en nuestras vidas nos ha venido muy bien porque hemos visto que la banda tiene una continuidad muy clara y mucho que decir", añadió.

También subrayó que "la cosa irá en evolución, nada de vivir de las rentas, porque Tabletom da pocas rentas", y que el hecho de que no vivan de la música les da "independencia total". "Roberto ha sido nuestro amigo desde que teníamos 15 años, hicimos el grupo juntos y nunca ha habido entre nosotros ni liderazgos ni le hemos considerado más o menos. La gente puede sacar sus propias conclusiones, pero quienes quieran condenarnos a que no sigamos, es que no se han enterado de lo que es Tabletom". El guitarrista también apuntó que, desde hace "un montón de años", Rockberto "no intervenía" en la composición de la música y las letras eran de Juan Miguel González, como ahora, por lo que el proyecto "seguirá con la misma línea", ya que Tabletom tiene "su propio sello", y el nuevo cantante "va a aportar su manera de entenderlo".

"¿Que no nos compran el nuevo disco? Nunca nos los han comprado, tampoco nos vamos a preocupar. Más ruina que la que teníamos no vamos a tener", dijo además Perico Ramírez, que subrayó especialmente que la continuidad de Tabletom "no es una falta de respeto para Roberto".

Su hermano, Pepillo Ramírez, otro integrante original de la banda, destacó que Tony Moreno "no quiere cantar como Roberto, lleva los temas a su terreno y tiene otra personalidad que le viene muy bien a Tabletom". "Roberto hacía mucho tiempo que no escribía las letras del grupo. Era un tío genial, pero muy indisciplinado, que no venía a ensayar. Y tenía un magnetismo especial con la gente, con la que conectaba nada más subirse al escenario", agregó el flautista y saxofonista.

El idilio entre Tony Moreno y Tabletom comenzó el pasado mes de octubre durante un concierto celebrado en la Sala París 15 como homenaje a Roberto González, en el que participaron artistas como Kiko Veneno y Luz Casal. Moreno, seguidor confeso de la banda malagueña, interpretó en aquella ocasión la canción del grupo 7.000 kilos y llamó poderosamente la atención de los hermanos Ramírez, quienes no tardaron en invitarle a que se sumara al proyecto. El mismo Moreno citan La parte chunga y El blues del ozono entre sus canciones favoritas de Tabletom, así que el concierto del miércoles, en el que actuará Toni Zenet como invitado, tendrá mucho de punto y seguido. No es poco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios