'Teatro de la Decepción', diez años como vigía de la industria cultural

  • La compañía malagueña Trasto Teatro continúa haciendo funciones en el salón de su casa

El Teatro de la Decepción es una forma de representar con la que la compañía malagueña Trasto Teatro decidió hacer batalla a la situación actual de la escena y poner en cuestión "muchos" de los parámetros sobre los que se asienta la industria cultural. De ello hará 10 años en los próximos meses, y actualmente estos actores aún continúan haciendo teatro en el salón de su propia casa.

Desde aquel entonces, los circuitos siguen estando "igual de inaccesibles para las compañías jóvenes o que presentan una propuesta menos comercial", lamentó el director de Trasto Teatro, Raúl Cortés. Además de inaccesibles, estos circuitos son también "invencibles" a este tipo de propuestas, añade.

En este sentido, puso como ejemplo que donde más opciones está teniendo esta compañía es fuera de España, en Latinoamérica. En concreto, con su última obra No amanece en Génova ya han visitado México y ahora se embarcan en una nueva gira por Chile y Brasil, no sin antes participar en el Festival de Teatro de Málaga.

Con este formato teatral, la compañía de Raúl Cortés nada a contracorriente de los vicios actuales del teatro: "uno llega corriendo a la función y ni siquiera ve a la persona que tiene sentada en la butaca de al lado, de forma que para romper con esa deshaumanización citamos a la gente 20 minutos antes y les ofrecemos algo de picar", explica.

Además, durante ese tiempo se le pide a los futuros espectadores que elijan entre uno de los dos finales que se les ofrece para la obra, el cual los actores desconocen hasta el desarrollo de la representación. "Así conseguimos que el público, primero, se conozca y, después, tenga una participación activa en la obra desde el comienzo", ha apuntado.

Después de la función, hay un foro de debate en el que el público puede interpelar a los actores sobre cualquier aspecto de la obra. "No queremos que el arte sea unilateral, en el que la compañía da su mensaje, el espectador llega y se va. Ese debate es lo que realmente nos va a hacer crecer, tanto a los actores y a la compañía como al espectador", aseguró.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios