El Teatro Real programa de forma conjunta 'Iolanta' y 'Perséfone'

  • Ambas óperas se verán a partir de este sábado en el coliseo madrileño en estreno mundial

Programar juntas las óperas Iolanta, de Tchaikovski, y Perséfone, de Stravinski, es "el mejor proyecto" que se podía pensar en "esta Europa de los indignados", porque irradian luz y felicidad, tanta que lo mismo podría "cambiar la vida" de quienes las vean a partir del sábado en el Teatro Real.

Este estreno mundial es posible por la conjunción, a su vez, de dos enfants terribles del teatro lírico, el intendente del Real, Gerard Mortier, y el responsable de la escena, el estadounidense Peter Sellars, que llevan "largo tiempo" acariciando la idea de sumar unas óperas tan distantes pero no tan distintas.

"Es como volver al mensaje de San Francisco, a su luz y espiritualidad. Iolanta y Perséfone deben hacerse juntas y queríamos hacerlo nosotros dos porque nos unen 25 años de amistad y el mismo ánimo al afrontar una ópera: debe ser una reflexión sobre el mundo en que vivimos".

"Dicen que somos dos enfants terribles pero eso es porque hemos modificado la forma de ver las cosas", aseguró Mortier, en presencia del director del Real, Miguel Muñiz, y del director de la orquesta, el griego Teodor Currentzis, un ejemplo "impresionante de los músicos de la nueva generación", que volverá al coliseo en 2014 con Tristán e Isolda.

Sellars, fiel a su cresta y a su estética colorista en collares y vestuario, aseguró que Mortier es "un visionario" con "una gran intuición" y las obras elegidas piezas "sacras" pero "desacralizadas", son capaces de ofrecer "una experiencia para cambiar al público".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios