Técnicos españoles accederán hoy al tesoro de 'La Mercedes'

  • El equipo de especialistas deberá inventariar las más de 500.000 monedas de plata y oro antes de iniciar la operación de traslado a España.

Comentarios 13

Los técnicos españoles encargados de supervisar el estado del cargamento del navío Nuestra Señora de las Mercedes podrán acceder hoy al medio millón largo de monedas de plata y oro que conforman este tesoro, el más grande jamás hallado en el fondo del mar. El equipo aterrizó ayer en Sarasota (Florida) y hoy la policía judicial estadounidense le garantizará el acceso al hangar donde llevan años almacenadas esas monedas, a la espera de que se resolviera el litigio judicial por la propiedad del tesoro. Tras cinco años de proceso judicial, finalmente el 17 de febrero un juez de Tampa (Florida) ordenó que se ejecutara la sentencia que establece que el tesoro pertenece a España y que, por lo tanto, se lo puede llevar a su territorio.

Cuando en 2007 la empresa estadounidense de exploraciones marinas Odyssey lo descubrió sumergido frente a las costas de Portugal y lo trajo a Florida, la Justicia estadounidense le encargó que lo custodiara hasta que se dirimiera a quién le pertenecía. España ha defendido siempre -y el juez le ha dado la razón- que ese tesoro le pertenece, porque viajaba en una fragata militar española cuando fue hundido en 1804 por una flota británica.

Nunca se ha hecho público dónde se encuentra exactamente el tesoro, pero sí se sabe que Odyssey -que tiene su sede en Tampa, en la costa oeste de la península de Florida- contrató a otra compañía para que fuera ella la que se encargara de su custodia. Esa empresa, Numismatic Guaranty Corporation (NGC), tiene su sede en Sarasota, a unos 90 kilómetros al sur de Tampa, y es una agencia de calificación numismática independiente que se encarga de certificar el estado de monedas valiosas. Su labor es la equivalente en la numismática a las agencias de calificación de instrumentos financieros como Moody's o Standard & Poor's: estudia el grado de conservación de una moneda y le asigna una "nota", en una escala entre 1 y 70 puntos. Cuanta más "nota" tenga una moneda, mejor se puede vender, porque se entiende que tiene más valor. Por eso, los coleccionistas o interesados en la materia contratan los servicios de este tipo de empresas, a las que pagan por esa gestión.

Fundada en 1987, NGC no comercializa monedas ni les pone precio, simplemente les pone esa nota y ofrece otros servicios como la custodia del material o su encapsulado, para no se deteriore. Su sede está en una apartada zona de las afueras de Sarasota, rodeada de grandes extensiones de césped, campos de golf y lagos, y protegida por una valla metálica y dispositivos de seguridad que impiden el acceso a las inmediaciones. Allí están también las sedes de otras empresas del mismo grupo que se dedican a calificar el estado de conservación de billetes antiguos, de cómics y de revistas, entre otros.

No se ha hecho público si las monedas han sido almacenadas en ese amplio y protegido inmueble o en algún otro lugar seguro de los alrededores de Sarasota. Quienes sí lo saben son las autoridades españolas, que en noviembre pasado ya enviaron a una delegación para comprobar el estado del material que compone el tesoro.

La comisión que llegó ayer está formada, entre otros, por seis técnicos especialistas de los museos de Arqueología y de Arqueología Subacuática de Cartagena, junto con representantes de la Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico. Está previsto que, a partir de hoy y durante tres días, estudien el material para catalogarlo y contrastarlo con el inventario que Odyssey hizo en su día. Una vez comprobado que no falta nada, el Gobierno español se hará el próximo viernes con la custodia del tesoro, valorado en más de 500 millones de dólares (380 millones de euros), lo que le permitirá ya transportar el material rumbo a España.

Hasta que no se lleve a cabo ese trabajo de inventario no se podrá decidir cuándo será enviado el tesoro a España, según explicó el agregado cultural de la embajada española en Washington, Guillermo Corral, aunque se tratará de hacerlo "cuanto antes". Para el traslado de las 17 toneladas de material -en su mayoría monedas de plata con la efigie del monarca español Carlos IV y acuñadas en Lima en 1796- se utilizarán dos aviones hércules del Ministerio de Defensa.-

Por otro lado, la senadora socialista Rosa Polonio aprovechará la sesión de control al Gobierno de hoy para preguntar al ministro José Ignacio Wert cómo piensa atender las solicitudes de varias ciudades andaluzas (Sevilla, Cádiz, Montilla y Algeciras) para que se les ceda el tesoro para exponerlo. La pasada semana fuentes del ministerio explicaron que a este departamento han llegado "muchos" ofrecimientos de instituciones para albergar este legado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios